El ausentismo laboral supera 60% en los hospitales. Al menos 200 trabajadores de la salud se han contagiado con el coronavirus. Un espacio como el Poliedro necesita personal que les haga seguimiento a los pacientes, así como también aseadores e implementos para la limpieza dijeron dirigentes del sector.

Exponencial, explosiva. Cualquier palabra que implique aumento se puede usar para describir lo que sucede con la COVID-19 en Venezuela desde mediados del mes de mayo. No solo se han ocupado hoteles y otros espacios para ubicar a las personas con sospecha o síntomas leves de la enfermedad, sino que las autoridades anunciaron que habilitarán el Poliedro de Caracas para albergar a los pacientes.

No hay enfermeras para cubrir las nuevas unidades COVID-19 de los hospitales, e incluso, se pretende que una enfermera trabaje más de 24 horas seguidas, señala Contreras. El ausentismo laboral en los hospitales supera 60% porque ni siquiera tienen cómo pagar el pasaje, explican dirigentes del sector salud.

Antes del coronavirus el déficit del personal de enfermería era de 60%, calcula. Es decir, que “estábamos trabajando con 40% del personal que se requiere”. Según sus estimaciones, debe haber una enfermera por paciente en cuidados intermedios y dos por cada enfermo en cuidados intensivos.

En el Poliedro ,los pacientes necesitarán alimentación, descanso y vigilancia especializada a fin de conocer cómo evolucionan con la COVID-19, enumeran.

Si se van a instalar centenares de camas es preciso disponer de, al menos, un aseador por pasillo, además de proporcionar desinfectantes e implementos de trabajo, recuerdan. “En este momento hay déficit hasta de escobas en los hospitales”.

Esto, sin contar las fallas en los equipos de protección personal, que han llevado a por lo tres 24 o 25 trabajadores de la salud fallecidos por COVID-19 y unos 200 contagiados.

Para el dirigente sindical la prioridad no es abrir nuevos espacios destinados a pacientes con COVID-19, sino arreglar los que ya existen. “Es mejor mejorar los que hay ahora, que habilitar otros”. También piden definir prioridades: Que en vez de gastar en elecciones se invierta en las medidas para afrontar la epidemia.