La Organización Panamericana de la Salud (OPS) incluyó a Venezuela y Haití en un mismo grupo: el de los países que se han tardado en vacunar contra la COVID-19.

En Venezuela y Haití “sistemas sanitarios frágiles y desafíos políticos han demorado la vacunación”, subrayó este miércoles Carissa Etienne, directora de la organización.

Etienne indicó que en Venezuela “los casos se están estabilizando”.

En una semana se reportaron poco menos de 22 mil muertes en América, aun cuando la OPS alertó que las infecciones están aumentando abruptamente en América del Norte.

Tres cuartos de las personas en América Latina y el Caribe no han recibido la vacunación completa, y para muchos las vacunas están a meses de llegar, enfatizó-

La vacunación sigue la línea de falla de la desigualdad, señaló. En los países en los que se ha llegado a acuerdos con los fabricantes la vacunación avanza; más de la mitad de la población de EWEUU ha recibido su inmunización, pero los países con cobertura alta son la excepción en la región.

Las tasas de vacunación de la región siguen entre 13% y 19%, y la cobertura es aún inferior.

Se necesitan 540 millones de dosis adicionales para que todos los países de América garanticen la vacunación, calculó.

Etienne fijó algunas prioridades:

-Aumentar las donaciones de vacunaciones, por lo que instó a los países de altas tasas a compartir los productos.

-Necesitamos que la salud pública y no la política guíen la vacunación. Se deben priorizar los adultos mayores, trabajadores de la salud, personas con condiciones crónicas. “Hay un número demasiado alto de grupos vulnerables que no ha sido vacunados”, dijo. “Seguimos instando a los países a respetar la ciencia”, que los países vacunen tan pronto reciban las vacunas y que lo hagan con los grupos más vulnerables.