“Es grave acostarse sin cepillarse”, subraya

Toda la vida escuchamos que hay que cepillarse los dientes tres veces al día, y que no cumplir con esta regla puede convertir los bellos dientes en una ruina de caries y suciedad. Pero resulta que es un mito, y que tres veces… Es poco.

Thairy Rosal, odontóloga y cirujana bucal, detalla que no son tres veces, sino cinco. “Al levantarte te tienes que cepillar; después de cada comida también, y antes de dormir. Es indispensable que te cepilles antes de dormir”, subraya en entrevista con el programa Punto a Favor, transmitido por la cuenta en Instagram de Contrapunto.

Es común que una persona no se cepille los dientes antes de irse a la cama, e incluso, que se lleve un paquete de galletas o un chocolate para rematar la noche. ¿Qué sucede si la boca queda sucia? “Acumulas de todo el día restos de comida, placa bacteriana y duermes con eso. En la noche disminuye la excreción de saliva, proliferan las bacterias de la placa y en la mañana la colonización está a millón”, agrega Rosal. De allí a las caries, el mal aliento y la enfermedad periodontal es un paso.

“Es grave acostarse sin cepillarse”, insiste. “Así se inicia el proceso de enfermedad de las encías, empieza la inflamación y un deterioro de todos los tejidos. Las restauraciones que tengamos se van a filtrar”.

Otro hábito nocivo es el de comer chucherías, porque los azúcares facilitan el proceso de formación de caries, puntualiza.

Rosal hace énfasis en la limpieza, con sus dos elementos:

-Cada día se debe cumplir con el protocolo de aseo: cepillado con pasta de dientes, hilo dental en todos los espacios interdentales, cepillado de la lengua, enjuague bucal con gárgaras y un aerosol o refrescante.

-“Se recomienda una vez cada seis meses, como mínimo, la limpieza profunda en manos de un profesional”.

El mal aliento no se resuelve “con un caramelito”, precisa, porque esto solo lo disfraza. “La halitosis es una entidad que hay que tratar”.

Hay que hablar de higiene bucal, reitera, porque no hay salud si la boca está enferma.