A los médicos les preocupa que aumente la expansión de la enfermedad al comenzar a levantarse la cuarentena. Sectores empresariales, comerciales e industriales piden volver con protocolos sanitarios

Puede resultar paradójico que cuando Venezuela experimenta un repunte en el número de casos de la COVID-19 las autoridades anuncien medidas para flexibilizar la cuarentena. Pero la economía venezolana, en depresión y con tres años de hiperinflación, muestra la otra cara de la moneda. Aunque los sectores económicos no han sacado cuentas públicamente de las pérdidas de más de 70 días de cuarentena, gremios y dirigentes han manifestado que están en riesgo el empleo y la reapertura de empresas y comercios.

La epidemia ha tenido un avance lento en el país por las mismas condiciones previas, como el aislamiento, enfatiza María Graciela López, presidenta de la Sociedad Venezolana de Infectología. ¿Qué puede suceder al levantarse la cuarentena?

La salud: Con recelo

El neumonólogo Andrés Orsoni afirma que la salida de la cuarentena le preocupa, porque en este momento se ha observado un repunte de casos. “Tenemos un aumento exponencial de la curva”, indica, y “me preocupa que en este momento se flexibilice la cuarentena y tengamos infección” o reactivación del virus.

Orsoni considera que las actividades no esenciales no se deben flexibilizar: “No se puede abrir un centro comercial para pasear”, o abrir peluquerías para socializar.

La epidemia apenas está empezando en Venezuela, evalúa Manuel Figuera, médico infectólogo. La cuarentena ayuda a disminuir casos y muertes, pero tiene la desventaja del impacto económico, social y psicológico, indica Figuera. La clave es optimizar el diagnóstico.

La flexibilización de la cuarentena puede conducir a un aumento importante en el número de casos, porque hay sectores que no respetan las medidas, alerta la infectóloga Patricia Valenzuela. Para flexibilizar hay que tener aspectos cubiertos, como la educación de la sociedad, la sistematización de la logística de diagnóstico, hospitales bien acondicionados, personal de salud dotado con equipo de protección personal y un sistema de vigilancia epidemiológica óptimo para la detección de quienes tengan el virus.

La infectología no puede estar desligada del mundo, y es complejo mantener la cuarentena por mucho tiempo más, apunta la infectóloga María Graciela López. A título personal, y con base en los elementos económicos, se debería plantear el inicio de actividades en pequeña escala y manteniendo el distanciamiento social. Pero para eso se necesitan muchas pruebas PCR: “Todas las que sean necesarias”.

La economía: es necesario

Cerca de 400 empresas están en riesgo de desaparecer, advirtió Conindustria en declaraciones para Unión Radio.

El presidente de la Cámara Venezolana de Centros Comerciales (Cavececo), Freddy Cohen, señaló que la cuarentena afecta a unos 600.000 empleados que laboran en el gremio comercial.

Cavececo, por ejemplo, está elaborando un manual para poder regresar al trabajo sin poner en riesgo a los usuarios. Para eso, evalúan medidas como apertura de dos entradas, empleo de tapabocas, distanciamiento entre los usuarios. La reapertura de los cines quedaría para otro momento, y dejando asientos de por medio.