La Organización Panamericana de la Salud remarcó que para reabrir los sectores se necesitan muchas pruebas PCR con resultados a tiempo, además de una estrecha vigilancia epidemiológica

Las razones económicas pesan, porque son miles de empleos los que están en riesgo si se extiende el confinamiento. Pero las razones sanitarias no necesariamente van de la mano con la economía. ¿Está preparada Venezuela para dejar atrás la cuarentena?

Este martes 30 de junio, la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne, pidió no dejar de lado, en el combate de la pandemia, “lo que da resultado por cansancio o por presión política”. Por el contrario, subrayó: “Debemos reforzar las medidas que salvaron vidas en un principio y aplicarlas con más precisión que nunca”.

Los contagios deben descender de manera sostenida, las muertes deben bajar y el índice de ocupación de camas debe ser bajo para poder flexibilizar, enfatizó Etienne.

A juicio de la OPS: “Debemos abrir de manera gradual, con un enfoque por fases que se base en una vigilancia robusta, mayor capacidad de pruebas y rastreo de contactos”.

La directora planteó que “hay que estar preparados para el cambio de rumbo y tener el valor de dar marcha atrás si aumentan los contagios”.

Para la OPS la reapertura no es solo suspender la cuarentena, sino que exige implantar medidas de salud que permitan rastrear los casos nuevos:

-Amplio acceso a pruebas PCR de manera oportuna.

-Que los resultados de estas pruebas se notifiquen con rapidez.

-Aislamiento de casos, rastreo de contactos.

-Garantizar que la cantidad de camas de UCI sean suficientes para atender los casos graves.

Sin un buen programa de rastreo será imposible cortar las cadenas de transmisión, alertaron los expertos de la OPS.

Las pruebas PCR en Venezuela están centralizadas en un solo lugar, el Instituto Nacional de Higiene, con una capacidad para hacer 600 al día. Los resultados se difunden con retraso de al menos una semana.