El miembro de la red Médicos por la Salud, Julio Castro, indicó que “70% de los hospitales no tienen agua, sino una o dos veces por semana y eso obviamente hace los servicios imposible”.

Con fallas en los servicios básicos como la distribución de agua potable y la electricidad comprometen la operatividad de los hospitales públicos del país, indicó este jueves 7 de noviembre la Encuesta Nacional de Hospitales (ENH).

El estudio, basado en mediciones hechas por trabajadores de los 40 centros de salud más grandes del país, arroja datos como que es imposible realizar una prueba de hepatitis A en algún nosocomio público.

Los laboratorios de estos centros presentan en promedio 55% de inoperatividad toda la semana, aunque hay áreas como la microbiología o serología en las que las actividades están paralizadas al 100%.

En las salas de Rayos X, la inoperatividad promedio se ubica en 58%, por lo que en más de la mitad de los hospitales venezolanos no se puede hacer una placa de tórax en ningún momento, en todo el año.

Julio Castro, miembro de la red Médicos por la Salud, presentó los resultados de esta encuesta ante los medios de comunicación y alertó sobre el “empeoramiento” de la situación sanitaria en el país, que atraviesa además una profunda crisis económica.

“El impacto de los servicios es muy notorio (…) 70% de los hospitales no tienen agua, sino una o dos veces por semana y eso obviamente hace los servicios imposible”, remarcó.