Se ha comprobado una relación entre la enfermedad periodontal y el ingreso a las UCI, explica la odontóloga Joholmar Correntín

No es solo el mal aliento, la capa de sucio o el riesgo de que los dientes se caigan. Es que la enfermedad periodontal está relacionada con mayores complicaciones en casos de COVID-19. La odontóloga Joholmar Correntín recuerda los daños que causa la enfermedad periodontal en la mucosa oral, los que se convierten “en una puerta de entrada para bacterias oportunistas”.

Es probable que una persona con enfermedad periodontal “vaya a cuidados intensivos por COVID-19”, explicó Correntín en entrevista con el programa Punto a favor, transmitido por la cuenta en Instagram de contrapunto.com. “No es que el COVID-19 cause enfermedad periodontal”, aclara. Tampoco quiere decir que una persona con enfermedad periodontal “a juro va a ir a UCI, pero hay un alto riesgo”.

Este virus puede provocar inflamación de las encías, sangrado y síndrome de boca ardiente (disminución de la salivación). También se presenta la llamada lengua COVID-19, con úlceras. “Incluso, hay odontólogos que han diagnosticado la infección por la presencia de este tipo de lengua”.

Hay más de la boca y la COVID-19. “Todos creemos que el COVID-19 solo entra por la nariz, pero la medida de seguridad es tapabocas porque puede entrar por la vía aérea como por cavidad bucal, que también forma parte de la vía aérea superior”.

Ir al odontólogo con regularidad y mantener la enfermedad lo más estable posible “evitará tener alguna complicación”, recomienda Correntín. Personas con hipertensión o con diabetes “tienen que asistir regularmente al odontólogo”.