El presidente de la FMV, Douglas León Natera, afirmó que los médicos han estado en los hospitales “recibiendo la carga y la descarga” de las autoridades

La Federación Médica Venezolana (FMV) aclaró que los médicos del país tienen poco acceso al diálogo para saber cómo se hará la vacunación contra la COVID-19, indicó este miércoles el presidente del organismo, Douglas León Natera.

En los hospitales están muriendo los médicos, que son la primera línea de ataque contra la enfermedad, acotó.

Ha influido demasiado la politiquería, lamentó León en Unión Radio. “Hace cinco meses” Nicolás Maduro dijo que había llegado la vacuna, pero no era la vacuna, criticó. “Maduro vulgariza una vacuna de la que se necesita tener certeza, seguridad, que la gente crea en ella”.

León Natera señaló que las “gotas milagrosas” ofrecidas por el gobierno de Maduro son productos procedentes de Cuba. “Llama muchísimo la atención” y parece que “entramos en esa desafortunada materia” de la guerra química.

El médico ha sido un puntal estoico en los hospitales, aseveró. El ingreso de un médico residente es de tres o cuatro dólares al mes y así es imposible mantenerse en el sitio de trabajo con mística.

Desde el año 2003, el gobierno no ha querido sentarse con la FMV para discutir la contratación colectiva, lamentó León. Planteó un salario básico de mil dólares, hasta llegar al máximo escalafón de 2.500 dólares al mes.