Por la pandemia han fallecido poco más de 3.300 personas, pero por el cáncer murieron en 2019 -últimos datos disponibles de la Sociedad Anticancerosa de Venezuela- más de 28 mil venezolanos

Los dos un problema de salud pública, pero parece que, por atender a uno, se descuidó a otro. Por la pandemia han fallecido poco más de 3.300 personas, pero por el cáncer murieron en 2019 -últimos datos disponibles de la Sociedad Anticancerosa de Venezuela (SAV)- más de 28 mil venezolanos.

Los casos de cáncer van en aumento en el país, como lo informó este viernes César Miranda, gerente de prevención de la SAV. Apena a las cifras para demostrarlo: en 2014 se diagnosticaron más de 56 mil casos y 24 mil personas perdieron la vida; cinco años después se reportaron más de 64 mil casos y más de 28 mil fallecimientos.

La pandemia parece haber dejado a un lado otras enfermedades. Hay retraso en cirugías, diagnóstico y tratamientos, enumera Miranda. Además, la gente cambió sus rutinas y puso en práctica hábitos menos saludables. El cáncer sigue avanzando y es poco lo que se hace, lamentó el especialista en prevención.

Incidencia y mortalidad van de la mano en Venezuela, y en otros países no es así, indicó. Son cinco los tipos de carcinoma que más afectan a los venezolanos: próstata, mama, pulmón, cuello uterino y colon-recto. Las mujeres son diagnosticadas de cáncer uterino entre los 35 y los 45 años, y fallecen cerca de 10 años después. Esto es inadmisible, expresó, porque puede prevenirse con la vacuna contra el virus de papiloma humano (VPH), pero Venezuela, Cuba y Nicaragua no forman parte de la estrategia de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Son 24 años perdidos, según subrayó, por muerte prematura por cáncer de cuello uterino y 19 años perdidos por cáncer de mamas.

Con el cáncer no se puede negociar, aseveró Juan Carlos Méndez, el @doctorantivejez. Como experto, sentenció que el cáncer no es el problema, sino la consecuencia del problema.