El cáncer es el último recurso que tiene el cuerpo para sanarse

Klibis G. Marín Mejías

La biodecodificación es una terapia que complementa la medicina tradicional para el tratamiento de patologías a través de la concientización de las emociones

Un diagnóstico de cáncer puede resultar devastador para una persona. Sin embargo, para el psicólogo Alejandro Marten, ese diagnóstico es una oportunidad porque “el cáncer es el último recurso que tiene el cuerpo para sanarse”.

Psicólogo egresado de la Universidad Central de Venezuela, con más de 30 años de experiencia y diversas certificaciones internacionales en bioneuroemoción, Marten se dedica a biodecodificar síntomas, para identificar su origen y lograr sanar.

En entrevista exclusiva para Contrapunto, Marten explica que cuando una persona tiene un síntoma, el origen es una emoción que quedó atrapada y se expresa en forma de síntoma. 

Hay una relación entre el pensamiento, la emoción y el cuerpo. “Todo comienza con un pensamiento. Ese pensamiento colapsa en el cuerpo y ese cuerpo viene ya con un paquete de emociones y tú te enfermas por tus pensamientos que devienen en emociones, pero el inicio es el pensamiento”, señala el experto.

“El propósito de la conexión bioneuroemocional es que hagas consciente el procedimiento que tu cuerpo tiene para reaccionar ante lo que estás viviendo. Es la sanación lo que buscamos, no es la cura”, agrega.

Subraya que se cura el cuerpo, pero “se sana el alma y se sanan las creencias”.

Detalla que la técnica que usa para la conexión biológico – emocional se llama “Camino al inconsciente”, a través de la cual se busca identificar la emoción que generó el síntoma y una vez que se libera esa emoción “también se libera la enfermedad”.

Marten explica que la enfermedad no existe, “lo que existe es la reacción del cuerpo para sobrevivir y para sanarse”

“Hemos eliminado la palabra enfermarse, porque lo que llamamos enfermedad o síntoma es la reacción que hace el cuerpo para sobrevivir ante una situación o un estress. Lo que vives es tan estresante que tienes un síntoma, como una reacción normal del cuerpo”, agrega.

Los principios de la bioneuroemoción se sostienen en las leyes biológicas del médico alemán Ryke Geerd Hamer, quien definió cinco Leyes Biológicas que explican la causa, el desarrollo y sanación de las enfermedades.

Para Hammer los síntomas responden a un proceso biológico natural que el organismo pone en marcha cuando vive un shock o trauma inesperado que produce un “conflicto biológico”, hasta que ese conflicto no se resuelve el organismo responderá con una serie de cambios que pueden incluir desde un resfriado hasta un cáncer.

Marten explica que la terapia de conexión biológico emocional no busca sustituir a la medicina tradicional, sino apoyarla.

Cuando te duele la cabeza, vas al médico y te manda aspirinas. “pero debes buscar para qué te está doliendo la cabeza. Cuando lo identifiques ya no te va a doler más. En cambio te seguirá doliendo la cabeza en tanto no identifiques y sanes los pensamientos que te originan el dolor”.

En el caso de Venezuela, Marten señala que las patologías predominantes, como por ejemplo el cáncer de mamá, de próstata y los infartos, responden a la forma en que los venezolanos vivimos los conflictos, independientemente de la “realidad país”.

Explica que la metodología que aplica la terapia es la programación neurolingüística. “En el cerebro tenemos mapas y cambiando los mapas cambia la forma de ver las cosas”.

“Por ejemplo, esta ‘situación país’ tan cliché, me permite justificar sentirme mal, pero puedes verlo de otra forma, tenemos las mil oportunidades de mejorar. Entonces depende de ti cómo lo quieras ver de una manera que te impulsa a cambiar o que te resigna a no cambiar, porque finalmente somos lo que pensamos”, puntualizó.