Aunque la enfermedad ingresó al país desde el exterior, ya hay transmisión local. Se han reportado 106 casos

En los primeros días de la historia del coronavirus SARS-CoV-2 en Venezuela las autoridades insistieron en que todos los casos eran importados, y era lógico: la enfermedad llegaría al territorio nacional desde el exterior. Fue apenas este martes 24 de marzo, cuando el mandatario Nicolás Maduro informó que había casos comunitarios. Es decir, transmisión local del virus entre los ciudadanos.

“Ya hay casos comunitarios”, aseveró Maduro durante el reporte nocturno, a través de Venezolana de Televisión.

“Hay dos tipos de caso: los importados, que son los que nos hemos encontrado hasta el día de hoy, y los casos que se llaman comunitarios”, personas “que se han infectado con la enfermedad, por transmisión de gente que tuvo algún tipo de vinculación y trajo la enfermedad. La enfermedad entró desde el exterior”, remarcó. Y añadió: “Ya hay casos comunitarios”.

Este miércoles 25 de marzo, durante su análisis de la actualización diaria, Maduro confirmó 106 casos y dijo que, al menos cinco, se contagiaron en el país.

Según las directrices de la comisión presidencial, que le hace seguimiento al coronavirus, únicamente se considera caso sospechoso: Las personas que vienen o pasaron por un país, donde circula el coronavirus en los últimos 14 días y que presentan síntomas de gripe.

La presidenta de la Sociedad Venezolana de Infectología, María Graciela López, solicitó este lunes 23 de marzo, al Ministerio de Salud, modificar la definición de caso, porque ya no se podía tomar como criterio base, el haber viajado a los países en los que circula el virus.

En Miranda, uno de los estados con más pacientes, los casos sospechosos se van a aislar en los hoteles, anunció este miércoles 25 de marzo el gobernador mirandino, Héctor Rodríguez. Pero, ¿cuáles son esos casos sospechosos? ¿Cuál es el criterio para dilucidarlo?

Los primeros dos enfermos en Venezuela fueron notificados oficialmente el 13 de marzo, por la Vicepresidenta Delcy Rodríguez, responsable de la comisión presidencial. Se mantuvo durante unos 10 días, la tesis de que no había transmisión local. Pero situaciones como las de Lara, que comenzó con un paciente que viajó a Estados Unidos y suma tres casos más, evidencian que la historia cambió.

Las autoridades de Cuba, han mantenido una postura similar en cuanto a la transmisión local. En su parte diario del 25 de marzo, el Ministerio de Salud Pública confirmó 57 casos y sostuvo que no hay transmisión local.

El riesgo más elevado para contagiarse con la COVID-19, es estar cerca de una persona infectada (menos de dos metros) por unos 15 minutos, tal como lo reseñó la BBC. Se supone que esa persona infectada, expele el virus en las gotas que expulsa cuando estornuda, tose, respira, habla o se ríe. Sin embargo, falta mucho por conocer.