La “burbuja familiar” puede encontrarse, reitera el médico Huniades Urbina, “y a los demás los llamamos o nos vemos por internet”. Jaime Lorenzo propone que las familias compartan en espacios abiertos

La llegada de la variante ómicron reforzó la idea de que la COVID-19 es una historia sin fin. Sin entrar en la discusión sobre las nuevas variantes que pueden surgir, médicos venezolanos proponen una fórmula para que las celebraciones de Año Nuevo sean menos riesgosas: la burbuja familiar.

La Academia Nacional de Medicina daba por hecho que ómicron llegaría a Venezuela: “De que va a llegar, va a llegar”, señaló Huniades Urbina, secretario del organismo científico. Ante eso, la recomendación era fortalecer la capacidad de análisis del IVIC para la evaluación de los virus; aumentar la cobertura vacunal “para poder hablar de una real inmunidad”.

Somos un pueblo latino y nos encanta abrazarnos y besarnos, lo cual puede ser riesgoso en este momento, afirma Jaime Lorenzo, director de Médicos Unidos de Venezuela.

Urbina solicita a la población “que no piense que, porque estamos en semanas de flexibilización, esto ha pasado”. Por el contrario, subrayó, “la pandemia sigue”, con varios centenares de casos al día. En consecuencia, instó a los venezolanos a “mantener las medidas de aislamiento físico, el tapabocas, no concurrir a lugares cerrados”.

Tanto Urbina como otros especialistas llamaron a las familias “a que hagan burbujas en la casa”; es decir, a solo reunirse el grupo familiar que convive. “La reunión del grupo del piso 6 con el del piso 8 no nos conviene, porque no sabemos en qué momento una persona asintomática puede contagiar”.

La “burbuja familiar” puede encontrarse, reitera, “y a los demás los llamamos o nos vemos por internet”.

Lorenzo añade otras medidas: “Traten de que en sus reuniones familiares todo el mundo esté vacunado con las dos dosis. Hay que buscar ambientes abiertos, con amplia circulación. Evitar abrazos por mucho tiempo, y los besos. Insistir en el uso adecuado del tapabocas, incluso en reuniones familiares”.

Este sistema es para pasar “Navidades felices” con el menor riesgo posible.