“Ambos CANDIDATOS A VACUNA se basan en desarrollos experimentales semejantes a los que están siendo estudiados por otros laboratorios en el mundo, pero que todavía no han resultado en el desarrollo de ninguna vacuna de comprobada eficacia”, explicaron los doctores Enrique López-Loyo y Huniades Urbina

La Academia Nacional de Medicina expresó su preocupación por la llegada al país de productos como Abdala y Soberana 2, los dos candidatos vacunales de Cuba contra la COVID-19.

“La Academia Nacional de Medicina ofrece su asesoría científica para la selección de vacunas que ya hayan demostrado seguridad y eficacia. Así mismo expresa su preocupación ante la introducción en la población venezolana de productos de dudosa credibilidad científica”, señaló un comunicado difundido este jueves 24 de junio.

La administración de Nicolás Maduro anunció la llegada a Venezuela del candidato Abdala, así como un contrato para garantizar 12 millones de productos.

Este es el comunicado suscrito por el presidente de la Academia, Enrique López-Loyo, y el secretario del organismo científico, Huniades Urbina.

LOS VENEZOLANOS TENEMOS EL DERECHO A CONOCER DETALLES DE LOS
RESULTADOS OBTENIDOS CON LAS PRODUCTOS EXPERIMENTALES CUBANOS
SOBERANA 02 Y ABDALA
El pasado 19 de junio del 2021 la prensa oficial cubana Granma anunció que la Soberana
02, uno de sus CANDIDATOS A VACUNA, había demostrado tener un 62% de eficacia.
Muy rápidamente, el 21 de junio, el mismo periódico también anunciaba que un segundo
candidato a vacuna cubano conocido como Abdala tenía una eficacia del 92,28%. Según la
prensa cubana, la eficacia de dichos candidatos a vacuna fue constatada por comités
independientes de ese país, afirmando que muy pronto se solicitará, y sin duda se obtendrá,
la autorización de la agencia reguladora cubana (CECMED) para el uso de emergencia de
ambos productos en Cuba.
Ante la posibilidad de que por razones eminentemente políticas también se trate de
introducir esos dos biológicos en Venezuela, es necesario aclarar la realidad de la situación.
Ambos CANDIDATOS A VACUNA se basan en desarrollos experimentales semejantes a
los que están siendo estudiados por otros laboratorios en el mundo, pero que todavía no
han resultado en el desarrollo de ninguna vacuna de comprobada eficacia.
La credibilidad de cualquier vacuna, y su aceptabilidad por la comunidad, se basa en gran
parte en la publicación de los resultados en revistas científicas de reconocido prestigio
reconocido. Sin embargo, la fuente principal de información sobre los dos productos
cubanos antes mencionadas ha sido el periódico Granma, el órgano oficial del partido
comunista cubano. Del producto Soberana 02 hay una prepublicación sobre su efecto en
modelos animales, y de la Abdala no hay nada publicado.
El otro elemento que da credibilidad a una vacuna es la autorización por un organismo
regulatorio independiente y creíble, tales como la FDA de los Estados Unidos o la Agencia
Europea de Medicamentos, aunque suponemos que dichos organismos no serán
consultados con respecto a los productos cubanos. En este sentido creemos que la
opinión de la Organización Mundial de la Salud y de la Organización Panamericana
de la Salud sería muy importante.
La Academia Nacional de Medicina ofrece su asesoría científica para la selección de
vacunas que ya hayan demostrado seguridad y eficacia. Así mismo expresa su
preocupación ante la introducción en la población venezolana de productos de dudosa
credibilidad científica.