Las dos camionetas grandes con ayuda humanitaria que se encontraban este sábado entre la frontera de Brasil y Venezuela se retiraron hacia el interior del territorio brasileño por temor a posibles disturbios en la zona

Yuretzi Idrogo, diputada venezolana exiliada en Brasil, dijo a Efe que se decidió retirar las camionetas, cargadas con alimentos y medicinas, de esa zona neutral entre los dos países “por precaución” y para “evitar posibles conflictos”.

“La idea es que esa ayuda ingrese pacíficamente y sin ninguna violencia”, señaló, después de que algunos grupos de manifestantes antichavistas amenazaran con prender fuego la bomba de gasolina de los vehículos.