“Si sacan unos medicamentos que le negaban a los pacientes en los días previos a esta visita de la ONU demuestran que los tenían secuestrados (…) para bachaquear -revenderlos- o permitir que el pueblo siga muriendo”, dijo a periodistas la exdirectora del hospital María Pérez

Decenas de venezolanos protestaron este domingo 17 de marzo a las afueras del Hospital Central de Barquisimeto “Antonio María Pineda”, ubicado en el estado de Lara, para mostrar la crisis de salud a la comisión de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU que se encuentra en el país.

Aunque la agenda de esta comisión no es pública, medios locales aseguran que los delegados podrían visitar este nosocomio. Según el portal de noticias La Prensa de Lara, en la manifestación también se registró un enfrentamiento entre opositores y oficialistas, dejando al menos una persona herida.

Las personas que se concentraban ante el centro asistencial buscaban conversar con la comisión de la ONU para denunciar que el nosocomio fue pintado y dotado de materiales y medicamentos ante el anuncio de su visita.

Sin embargo, en la situación intervino la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

“Si sacan unos medicamentos que le negaban a los pacientes en los días previos a esta visita de la ONU demuestran que los tenían secuestrados (…) para bachaquear -revenderlos- o permitir que el pueblo siga muriendo”, dijo a periodistas la exdirectora del hospital María Pérez.

Las decenas de ciudadanos portaban carteles exigiendo ayuda humanitaria debido a la escasez de medicinas y materiales médicos que se registra desde hace cinco años.

En horas de la tarde se reportó que la comisión de las Naciones Unidas no visitó el centro de salud y que ya se encontraban preparados en el Aeropuerto Jacinto Lara para salir de la entidad.

Desde el pasado fin de semana se encuentra en Venezuela un equipo de cinco personas de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos para observar la situación en esta materia.

La misión oficial “se lleva a cabo para tener certeza que la Alta Comisionada (Michelle Bachelet) obtendría acceso irrestricto (en una eventual visita a Venezuela) a todas las personas y a todos los lugares que quisiera visitar, en aras a obtener una visión nítida de la situación de derechos humanos en el país”, informó la ONU en un comunicado previo.

Los delegados han sostenido encuentros con la oposición de Venezuela, funcionarios del Gobierno y ONG.