María Fernanda Espinoza, presidenta de la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) afirma que según su creencia la única salida posible a la crisis de Venezuela es una negociación y debido a esto deben apoyarse las propuestas de diálogos

La presidenta de la Asamblea General de la ONU, María Fernanda Espinosa, considera que la única opción para poner fin a la crisis en Venezuela es una negociación y que, por ello, deben apoyarse las propuestas de diálogo planteadas por distintos países.

“Creo que la única salida posible es una salida dialogada, una salida política a la situación de Venezuela”, dijo la excanciller ecuatoriana.

Espinosa defendió que debe darse prioridad a “toda iniciativa que favorezca una salida política, negociada y pacífica”, y se mostró favorable a que el secretario general de la ONU, António Guterres, pueda aportar sus “buenos oficios”, si así se lo piden las partes.