La junta administradora ad-hoc podrá prestar a la República recursos para la ejecución de gastos autorizados por el Parlamento para atender “las amenazas internas y externas a la seguridad y a los perjuicios al interés público derivados de la crisis económica, política y social de Venezuela”

La Asamblea Nacional liderada por Juan Guaidó aprobó este martes un acuerdo en respaldo a la protección de los activos del Banco Central de Venezuela (BCV) en el que ratifican que los activos propiedad del BCV en el extranjero solo podrán ser administrados por la Junta Directiva ad-hoc del ente emisor designada por Guaidó en julio de 2019.

En el acuerdo alcanzado tras la sesión de este martes 19 de mayo, indican que la autoridades designadas por Nicolás Maduro no pueden representar válidamente al BCV, en especial, ante las instituciones bancarias y financieras extranjeras.

Asimismo, respaldan las acciones realizadas por la junta administradora ad-hoc para la protección de los activos del BCV y reiteran que toda disposición o ejecución realizada por este equipo se somete a los estatutos de la transición democrática y, por tanto, no podrán ser dispuestos si autorización presupuestaria previa y expresa del Parlamento.

Igualmente, la junta administradora ad-hoc podrá acordar los términos y condiciones para prestar a la República recursos necesarios para la ejecución de gastos autorizados por la Asamblea Nacional para atender “las amenazas internas y externas a la seguridad y a los perjuicios al interés público derivados de la crisis económica, política y social de Venezuela”.