La expulsión de Isabel Brilhante solo agrava la crisis, alertó el Legislativo

La Asamblea Nacional (AN) dirigida por Juan Guaidó rechazó y condenó la expulsión de la embajadora de la Unión Europea (UE) en Venezuela, Isabel Brilhante, ordenada por el mandatario Nicolás Maduro, el pasado lunes 29 de junio.

El Parlamento también agradeció a Brilhante el apoyo a Venezuela para la restitución de la democracia en el país. Igualmente reconoció el respaldo del cuerpo diplomático para la constitución de un gobierno de emergencia nacional.

Maduro no se conforma con atacar y perseguir a dirigentes políticos del país, sino que ahora “arremete contra el cuerpo diplomático acreditado en la república”, señaló la AN. La expulsión de Brilhante solo agrava la crisis, alertó el Legislativo.

Afirmó que las sanciones contra 11 funcionarios fueron usadas como excusa, aunque no son las primeras porque ya hay 36 sancionados por la UE por “socavar la democracia”.

Recordó que, para la UE, la solución al conflicto venezolano reside en elecciones transparentes y libres, y que este organismo sigue dispuesto a trabajar para lograr “el retorno pacífico a la democracia”.