El fiscal general, Tarek William Saab, destacó que el apagón fue producto de un “sabotaje combinado contra el sistema eléctrico”, especialmente a través de un ataque cibernético

El fiscal general de la República, Tarek William Saab, señaló este jueves que tres fiscales destacados en El Guri, en el estado Bolívar, iniciaron una investigación “seria” y con competencia nacional por el apagón nacional que se registró el pasado jueves.

“Hay mucha evidencia de que este apagón nacional (…) se produce por un sabotaje combinado en contra del sistema eléctrico nacional. En especial se realizó a través de un ataque cibernético”.

Asimismo, vinculó a la corrupción en Petróleos de Venezuela (Pdvsa) con el apagón. “Nosotros lo hemos judicializado sin ningún tipo de violaciones al debido proceso o montaje de pruebas”, dijo.

Denunció que dirigentes de la oposición, incluyendo el presidente de la Asamblea Nacional (AN), Juan Guaidó, llamaron a saquear con el fin provocar un estallido social en el país.

A su juicio, el apagón se llevó a cabo en medio de una “amenaza directa de parte del Gobierno de los Estados Unidos de aplicar la doctrina Monroe” con el fin de apoderarse de la Faja Petrolífera del Orinoco.

Resaltó la voluntad pacífica y ciudadana del pueblo que en medio de una situación como la que se presentó en el país, mantuvieron la calma.

“Estoy como demócrata y pacifista en contra del uso de las armas de manera ilegal”, dijo con respecto a la actuación de colectivos armados en el país.

La posesión legal de armas la tienen la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb) con sus componentes, policías regionales y municipales.

Reiteró que los funcionarios que comentan delitos que impliquen violación de derechos humanos tienen que ser judicializados, al igual que los civiles armados que enmascarándose como opositores queman y matan.