El protector del estado Táchira, Freddy Bernal, señaló que debajo de los puentes Simón Bolívar y Santander hay criminales que preparan bombas molotov bajo la mirada complaciente de la policía y el ejército colombiano

Más de 60 sujetos fuertemente armados atacaron con granadas el puesto fronterizo La Mulata, que divide al estado Táchira con Colombia, según un informe de la Región Estratégica de Defensa Integral  (Redi) Los Andes y de la Guardia Nacional de la entidad.

La información también fue confirmada por el protector del estado Táchira, Freddy Bernal, quien responsabilizó al presidente de Colombia, Iván Duque, pues aseguró que se trataba de paramilitares que actuaron bajo la mirada cómplice del ejército y la policía neogranadina.

El hecho ocurrió la madrugada de este domingo 24 de febrero, cuando los sujetos, que vestían uniformes camuflados, pañoletas verdes y armamento largo de guerra, apuntaron las instalaciones del puesto fronterizo, dieron fuego a discreción contra el comando, lanzaron granadas y gritaron “asómense para darles el regalito”.

Ante esto, los funcionarios castrenses pidieron apoyo, por lo que llegó al lugar una comisión de 20 efectivos de la tropa profesional al mando del capitán Juan Hernández Gil, quien al momento de llegar al puesto fue emboscado por el grupo irregular colombiano.

Sin embargo, en medio del intercambiando de disparos, la comisión repelió el ataque.

“Hemos sido objeto de forma reiterada de ataques del lado colombiano de parte de bandas criminales que han atacado a nuestra Guardia Nacional Bolivariana (GNB) en el Puente Simón Bolívar y el Puente Santander. En este momento, debajo de ambos puentes hay un número de criminales y paramilitares que están preparando bombas molotov bajo la mirada complaciente de la policía y el ejército colombiano”, dijo Bernal.

Entre las acciones que tomó el Ejército Bolivariano de Venezuela y la Guardia Nacional Bolivariana fue el refuerzo de efectivos de tropa profesional en el lugar.