“Mi rol en estos momentos es el de unificar a todos los factores de la oposición, de articularlos. Yo estoy concentrado en los objetivos que nos hemos planteado, en cuanto a cesar la usurpación, lograr un gobierno de transición e ir a elecciones libres. No estoy con ninguna otra tarea que me pueda distraer de estas metas”, aseveró el líder opositor y presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, al ser cuestionado sobre la posibilidad de iniciar una campaña presidencial en el caso de darse pronto un escenario electoral en el país.

Durante una rueda de prensa ofrecida desde la sede del partido Voluntad Popular, al cual pertenece, el parlamentario habló sobre la situación política nacional y los escenarios que avisora para este próximo sábado 23 de febrero.

“La ayuda humanitaria ingresará al país si o si, y mi mensaje a la fuerza armada nacional, no es otro que el de permitir la entrada de medicinas y alimentos que necesitan los venezolanos”, manifestó.

Guaidó cuestionó, sin mencionarlo, las declaraciones del constituyentista Pedro Carreño, quien en una entrevista televisada precisó la existencia de 8 mil francotiradores del Ejército venezolano, dispuestos a combatir en caso de una intervención extranjera.

“Un vocero del régimen dijo que hay 8 mil francotiradores listos para matar. Pero ¿para matar a quien? ¿a los venezolanos? Da la casualidad que ellos anuncian eso en la mañana, y en la tarde ya habían cinco francotiradores detenidos supuestamente por conspirar”, sostuvo el diputado.

También rechazó, de manera categórica, la posibilidad de que pueda ocurrir una guerra civil en Venezuela. “No creo que pueda darse una guerra civil en el país. Toda salida del régimen que se planifique debe ser lo menos traumática posible. En cuanto a eso de que todas las opciones están sobre la mesa, si bien es cierto, debemos aclarar que serán los venezolanos quienes decidan como salir de la usurpación. El cambio ya comenzó y es indetenible”, indicó.

Guaidó criticó la expulsión de los eurodiputados, asegurando que “es la muestra de un régimen que no tiene la más mínima idea de lo que es la convivencia, menos la política, por eso no puede haber ningún diálogo”.

Finalmente, precisó la existencia de unos 700 mil voluntarios inscritos en la red de la ayuda humanitaria, los cuales se movilizarán en caravanas el próximo sábado, para acompañar los cargamentos de medicinas y alimentos.