El ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, denunció que la falla eléctrica que afectó a casi todo el país desde las 4:45 de la tarde del 7 de marzo hasta pasado el mediodía del 8 de marzo fue un acto de saboteo perpetrado en contra el sistema de generación y distribución hidroeléctrica del Guri, ubicado en el estad Bolívar.

“La intención de aquellos que persisten en su intención de agredir al pueblo de Venezuela, de aquellos que persisten en sus deseos y ansias de sumirnos en zozobra, en angustia y desesperación, hoy han perpetrado un sabotaje criminal brutal en contra d nuestro sistema de generación en El Guri”, dijo Rodríguez.

Asimismo, indicó que la intención de los saboteadores “era someter al pueblo de Venezuela a varios días sin suministro de servicio eléctrico para agredir, para maltratar, para que se quedaran distintas áreas vitales sin el suministro de energía eléctrica”.

Recalcó que se trató de un sabotaje técnico y cibernético “en contra del cerebro y directamente en el cerebro de generación El Guri” y afirmó que la noche del 7 de marzo se había restituido el servicio de energía en el oriente del país.

Rodríguez señaló al senador norteamericano, Marco Rubio, de formar parte de este saboteo: “Qué casualidad que menos de tres minutos después de que se diera el sabotaje criminal técnico contra nuestro sistema de generación en Guri, aparece el dueño de los lacayos de la violencia aquí, el señor Marco Rubio, publicando un tuit donde decía: se queda sin suministro eléctrico Venezuela”.

Y continuó: “Curiosamente, ejerciendo la facultad de la adivinación, anticipó que se iba a dar una situación de falla eléctrica, que no fue tan falla, fue un sabotaje perpetrado por aquellos que están desesperados, por aquellos que intentaron agredir la frontera y fueron detenidos por la determinación del pueblo de Venezuela, de nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb) y de nuestro Presidente Nicolás Maduro”.