John Bolton, el asesor de Seguridad Nacional del presidente estadounidense, Donald Trump, acusó este martes al mandatario venezolano, Nicolás Maduro, de pedir a los llamados colectivos que “desaten la violencia” contra los civiles, e instó a los militares del país a que protejan a la población

John Bolton, el asesor de Seguridad Nacional del presidente estadounidense, Donald Trump, escribió en su cuenta de Twitter que “anoche, Maduro hizo una súplica desesperada a grupos de bandas armadas, conocidos como ‘colectivos’, para que desaten la violencia contra civiles inocentes”.

“Los militares de Venezuela deberían cumplir con su obligación de proteger la Constitución de la usurpación por parte de Maduro, y proteger a los civiles de estos matones”, añadió.

Bolton se refería a declaraciones que hizo Maduro este lunes, cuando solicitó a los ciudadanos del país que acudieran este martes a las instalaciones del Sistema Eléctrico Nacional (SEN) para mostrar solidaridad con su personal tras los graves fallos eléctricos que sufre Venezuela desde el jueves.

“Le hago un llamado a los colectivos, a todos, llegó la hora de la resistencia activa, resistencia activa en la comunidad, informando, ayudando”, indicó Maduro.

Estados Unidos ha denunciado reiteradamente la amenaza que, a su juicio, suponen los colectivos, como se conoce a las organizaciones de civiles que actúan como brazo de defensa de la denominada “revolución bolivariana” chavista, sobre las que Bolton aseguró este mes que están “financiadas por Cuba”.

En otro tuit, poco después, Bolton reiteró que su país “apoya completamente al presidente interino Juan Guaidó”, el líder opositor.

“Seguiremos intensificando nuestros esfuerzos para acabar con la usurpación de la Presidencia de Venezuela por parte de Maduro, y responsabilizaremos a los militares y fuerzas de seguridad de Venezuela de la protección del pueblo venezolano”, subrayó el asesor de Trump.

Los tuits de Bolton llegan en un momento de aumento de las tensiones entre EEUU y el Gobierno de Maduro, después de que Washington anunciara la retirada de todo su personal de Venezuela y el canciller venezolano, Jorge Arreaza, afirmara que ellos habían expulsado a esos diplomáticos estadounidenses.