El jefe del Parlamento, Juan Guaidó, dijo este viernes que la ineptitud y la corrupción, y no el sabotaje, son las causas reales de la crisis eléctrica que sufre el país.

“Se están excusando como siempre en sabotaje (pero) no existe sabotaje, es sencillamente la corrupción, la falta de mantenimiento, la falta de técnicos especializados”, dijo Guaidó a periodistas tras presidir un acto en el este de Caracas en conmemoración del Día Internacional de la Mujer.

El Gobierno de Nicolás Maduro responsabilizó entonces al senador estadounidense Marco Rubio y a la oposición por el suceso, que catalogó como un “ataque tecnológico” y “sabotaje”.

Pero Guaidó señaló este viernes que el propio gobierno chavista decretó una crisis en el sector eléctrico hace casi una década, en 2009, y que ha anunciado inversiones de al menos 100.000 millones de dólares para hacer frente a la emergencia.

Además, recordó que en febrero de 2017 el Parlamento, que controla la oposición, emitió un voto de censura contra el jefe de la cartera eléctrica, Luis Motta Domínguez -que en la práctica conlleva a su destitución- a quien la oposición responsabiliza en parte por la creciente emergencia del sector.

“La crisis eléctrica la hemos denunciado desde el 2017, esto lamentablemente no es nuevo (…), es responsabilidad del régimen (de Maduro) esta crisis y esta tragedia”, añadió.

Todo esto ocurre en medio de la tensión política que se elevó en Venezuela en enero pasado, cuando Maduro juró un nuevo mandato que no reconoce la oposición y parte de la comunidad internacional y, en respuesta, Guaidó se proclamó como presidente encargado y fue reconocido por una cincuentena de países.