Estas declaraciones van de acuerdo a lo que sucedió el pasado sábado en la frontera de Venezuela con Colombia con el intento del ingreso de la ayuda humanitaria

El presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Diosdado Cabello, señaló este domingo la derrota de los planes de la oposición de generar desestabilización y violencia como parte de las maniobras para justificar una intervención militar del Gobierno de Estados Unidos (EEUU) en Venezuela y un golpe de Estado.

“Buen día compatriotas, a pesar de los sembradores de guerra y odio con sus mentiras, nuestra Patria amanece en absoluta paz, el imperialismo y sus aliados no han podido con la férrea voluntad de nuestro pueblo de vivir en paz. ¡¡Nosotros Venceremos!!”, escribió Cabello en su cuenta de la red social Twitter.

Este sábado, las fuerzas revolucionarias se movilizaron en Caracas y en el resto del país para elevar su voces a favor de la paz y en rechazo a cualquier acto de intervención extranjera en el país ante las amenazas del Gobierno de EEUU de una invasión con el pretexto de introducir en el país una supuesta “ayuda humanitaria” con complicidad de factores de la oposición venezolana.

Sin embargo, el mensaje del pueblo movilizado fue contundente y reafirmó su vocación de paz y compromiso en defensa de la soberanía.

En la concentración popular realizada en la esquina de Carmelitas, centro de Caracas, donde llegó la movilización en defensa de la paz y la soberanía, el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, resaltó que la unión cívico-militar derrotó el golpe de Estado, promovido por el gobierno de EEUU.

“Lo he dicho y lo reitero hoy, 30 días después, el golpe de Estado ha fracasado. La victoria nos pertenece”, expresó el jefe de Estado.

En este sentido, el mandatario nacional repudió la insistencia de factores de oposición de subordinarse a las órdenes del imperio para seguir apostando al intervencionismo.

Al respecto, recalcó que detrás de la supuesta “ayuda humanitaria” hay un plan de invasión contra el país, por lo que pidió al pueblo abrir los ojos.