Estados Unidos urgió este viernes impedir que Venezuela ejerza la presidencia rotativa de la Conferencia de Desarme (CD), calificando de “farsa” que un representante del presidente Nicolás Maduro esté al frente del organismo.

El embajador estadounidense Robert Wood se dirigió a la CD, con base en Ginebra, y expuso la clara oposición de su gobierno “a que un representante del régimen de Maduro ocupe el lugar reservado a Venezuela”. 

“Que un representante del antiguo régimen de Maduro presida este respetable organismo sería una farsa”, indicó Wood, al señalar que se “socavaría aún más la credibilidad de la CD”, después de que Siria asumiera dicha presidencia el año pasado, pese a las protestas de Washington y otros países.