,El mega apagón que ha sufrido Venezuela desde el pasado jueves 7 de marzo acentúa los problemas a los que los venezolanos ya estaban sometidos, aparte de la electricidad: el agua, los alimentos y las medicinas

Los sistemas de bombeo de agua, a todos los niveles, funcionan con electricidad, al igual que los sistemas de refrigeración de alimentos, por lo que las personas han optado por medidas extremas para conseguir agua y evitar perder los alimentos perecederos. Se ha llegado a recolectar el líquido de lugares poco salubres y cocinar la comida en proceso de descomposición para evitar botarla.

Contrapunto contactó a Enrique Montbrun, ginecólogo, cirujano y ex director de salud del municipio Baruta, para conocer recomendaciones con respecto a la recolección y consumo del agua, además de lo que se debería hacer con los alimentos para evitar posibles enfermedades.

Rafael Briceño Sierralta/ Contrapunto
  1. Agua

“Normalmente, un ser humano para su vida diaria necesita entre 12 y 25 litros de agua por día, y en los centros de salud se puede utilizar hasta 300 litros por día”, comenta Montbrun, “por lo que se hace necesario calcular las necesidades y reservas de agua que se tienen en el hogar o depósitos de agua de los edificios; racionar el consumo en el hogar, dandole preferencia al agua para cuestiones vitales y la preparación de alimentos y, por último, asegurar la desinfección de las reservas de agua para hacerlas potables y consumibles”

Con respecto a este último punto, el doctor asegura que “la norma es hervir el agua por al menos un minuto, lo que la libraría de bacterias y de algunos virus, siendo las bacterias más comunes las coliformes fecales”

Foto: EFE

“Otra cosa muy importante es evaluar el grado de turbidez del agua, por lo que se recomienda también ir filtrando, con un paño o filtros de café, en múltiples recipientes, para ir quitando los elementos sólidos. Sin embargo, esta agua no es recomendable para el consumo, pero si para lavar y utilizarlas en los baños” aclaró Montbrun.

“Utilizar las fuentes alternas como tanques, depósitos y piscinas, también es recomendable, no importa el tiempo del almacenamiento. El procedimiento en este caso sería clorar el agua con tabletas purificadoras o, en su defecto, hipoclorito del sodio (cloro comercial, lejía). En ese sentido, se deberían utilizar entre 6 a 8 gotas de cloro por cada galón de agua (3.80 litros), lo que sería aproximadamente una tapita por cada 100 litros” recomienda el doctor.

  • 2. Alimentos

El ex director de salud aclara que “el proceso de descomposición cuando se aumenta la temperatura de los alimentos es algo irreversible. Un pescado, por ejemplo, que no puede pasar más de seis horas fuera de refrigeración, sigue siendo riesgoso ingerirlo aún cuando se vuelva a refrigerar luego de ese tiempo. Con el huracán María, en Puerto Rico, se comprobó que los alimentos se conservan, en un refrigerador cerrado, hasta 72 horas”.

Foto: EFE

“Una opción viable, luego de que se descongelen las carnes, sería salarlas para conservarlas más tiempo. Aproximadamente de 1 a 2 días pueden durar así. Igualmente funciona si se cocina. Una vez que el proceso de descomposición comienza, el alimento se pierde” concluyó Montbrun.

  • 3. Medicinas

“En situaciones de emergencia como estas, es recomendable que se tenga un botiquín de primeros auxilios surtido con materiales para cuidado de heridas, como gasas, curitas y algodón. También, es primordial que contenga medicamentos esenciales como antinflamatorios, antialérgicos, analgésicos,  antipirécticos (fiebre) y antitusígenos (tos). También pudieran estar incluidos liquidos de desinfección, como alcohol o Gerdex, y vendas” aclara Montbrun.

“No es tan necesario la inclusión de antidiarreicos ya que la gran mayoría de las diarreas se paran solas” concluyó el profesional.