La Alternativa Popular Revolucionaria va a la Asamblea Nacional “a interpelar a los funcionarios. Aquí no puede haber nadie que no rinda cuentas. Del presidente para abajo tienen que rendir cuentas a la AN, y que se ejerzan acciones que castiguen la corrupción y que cerquen el entreguismo del país”, explica el comunicador y militante de izquierda

La Alternativa Popular Revolucionaria (APR) tiene muchas ideas en mente sobre lo que sería el desempeño de sus “gallos” en la Asamblea Nacional (AN) si ganan las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre. Ricardo Adrián, candidato al Parlamento por el circuito 5 del estado Carabobo en las filas de la APR, lo dice “claro y raspao”: La Alternativa Popular Revolucionaria va a la AN “a interpelar a los funcionarios. Aquí no puede haber nadie que no rinda cuentas. Del presidente para abajo tienen que rendir cuentas a la AN, y que se ejerzan acciones que castiguen la corrupción y que cerquen el entreguismo del país”.

“La APR es un fenómeno político y social producto de esta crisis, y que busca en la subjetividad de amplios sectores”, como estudiantes y campesinos, “darle una respuesta, una salida a la crisis actual”, alega en entrevista vía Whatsapp con contrapunto.com.

Considera que la crisis de la economía venezolana “está inscrita en la crisis de la economía mundial”, asociada con la caída de los precios del petróleo porque los mercados están sobreinundados. “Un país como Venezuela, monoexpotador de petróleo” y que dependía en 95% de la exportación petrolera se ve envuelto en una crisis.

El Estado, ante esto, “ha tenido que optar por ajustes, y nosotros nos preguntamos cuál es el signo de estos ajustes hoy, cuando se habla de que el sujeto de la recuperación económica es la burguesía” para atraer divisas y aumentar la producción, explica. “El gobierno nacional centró su recuperación económica en ese sector económico que es la burguesía”, afirma, con incentivos para este sector e “importantes ajustes para la clase trabajadora”.

“Hoy la burguesía es una clase social que paga muy pocos impuestos en el país”, fustiga. La mayoría de la tributación “proviene del consumo de las grandes mayorías a través del IVA”, situaciones muy dañinas para el pueblo. Por ejemplo, se “ha eliminado el pago de aranceles para esta burguesía importadora” y se mantiene el minado de criptomonedas.

“La dolarización viene a ser otro de los incentivos centrales para salvaguardar las ganancias de los inversionistas privados” en detrimento “de los salarios que permanecen en bolívares” y que son de los más bajos del mundo, refiere. A este cuadro se suman las sanciones de Estados Unidos y de la Unión Europea.

Ante esto, Adrián piensa que “lejos de quitarle los controles a la economía debemos profundizar los controles; no se trata solo de un control de cambio, o de controles superficiales. Se trata de ejercer un verdadero control de la producción, para garantizar que se incremente la producción”. Para ello, agrega, existe la ley de consejos productivos de trabajadores que puede ayudar a saber cuánta materia prima hay, el estado de los equipos, la disposición de los activos de las empresas.

Además de los controles, Adrián propone “el cobro de impuestos a la burguesía”, recomendación que -según cita- la hace el Fondo Monetario Internacional. “Nosotros debemos pasar a cobrar impuestos. Para elevar los salarios de los educadores, para elevar los salarios de los trabajadores de la salud debemos cobrar impuestos”. También se debe reducir el pago del IVA, que “tiene un impacto en los sectores que menos tienen”.

Como candidato de la APR insiste en que los petros “deben ser usados para reorganizar e incrementar la producción nacional”, plantear una reforma agraria, recuperar industrias, rescatar las industrias básicas y producir “piezas y partes que hoy estamos demandando para la exportación y para la reparación de máquinas!. El petro “debe ser sembrado en la economía actual”, reitera.

Es necesario, remarca, “seguir combatiendo la fuga de capitales, tema fundamental para atacar la devaluación de la moneda”. Se necesita una política que permita que los recursos que se produzcan en el país se queden en el país.

HUgo Chávez enfrentó grandes dificultades, sentencia, como un paro petrolero, y el rescate de Pdvsa no fue con privatización, sino “con participación activa” de la gente y más presencia del Estado. “Así fue que Chávez recuperó la industria petrolera, con participación de los trabajadores”, subrayó; “no fue privatizándola, no fue con neoaperturas petroleras”. También enfrentó “el drama del millardito, que le impedía “colocar la mano a las reservas internacionales”, y no por ello dolarizó la economía. Afronto paros patronales: “No por ello Chávez le quitó los controles a la burguesía, flexibilizó las relaciones laborales o promovió los despidos masivos”.

Chávez reforzó los controles, “reforzó la inamovilidad laboral, garantizó salarios dignos”, contrastó.

Por eso “hay una gran diferencia, central, entre la gestión de la crisis por Chávez y por Maduro”, aseveró. Aun cuando el de hoy es otro momento, concluye, “es solo a través de la soberanía monetaria, solo a través de los trabajadores” que “vamos a recuperar la economía”.

La APR “va a la Asamblea Nacional a hacer lo que no hizo la asamblea nacional constituyente y lo que no hizo el Parlamento al servicio de la intervención extranjera, que es legislar para el pueblo”, promete. No será una AN “subordinada a intereses extranjeros o subordinada al ejecutivo nacional o a la burguesía revolucionaria”, aclara.

La oferta es elaborar leyes “para incrementar el salario, dignificar a los educadores y trabajadores de la salud”, que dignifiquen el empleo, que “se detenga esa sangría” contra los trabajadores, el remate de activos de la nación. “Queremos reforzar la propiedad pública y la participación del pueblo”.

Ricardo Adrián quiere llegar a la AN, como lo expresa, para defender a los trabajadores, restituir la discusión de las contrataciones colectivas y defender la aplicación de las leyes para planificar la economía.