Las fallas detectadas en el primer simulacro deben ser corregidas, subrayó Luis Lander, director del Observatorio Electoral Venezolano

El Observatorio Electoral Venezolano (OEV) alertó que el tarjetón de las elecciones parlamentarias está hecho para el voto “entubado” y no para ejercer el voto de otra manera.

Luis Lander explicó que en el nuevo simulacro previsto para este 15 de noviembre domingo deben corregirse las fallas detectadas en el anterior, realizado en octubre pasado: “hubo máquinas que sencillamente no funcionaron”, enfatizó el director del OEV en entrevista con Unión Radio.

Indicó que en ese simulacro ofreció un número de máquinas mucho menor al usado en 2015. Había menos sitios a dónde ir, y por eso hubo más colas, acotó.

Hubo fallas en 15% de las mesas “y eso, por supuesto, está mal”.

Lander advirtió que si no se toman medidas para controlar el riesgo sanitario “la posibilidad de que las elecciones tengan como consecuencia un incremento sustancial” de casos de COVID-19 es alta. En el simulacro “no hubo un rigor severo” con las medidas.

Recordó que los simulacros buscan poner a prueba el sistema electoral para detectar fallas, y que los electores interesados puedan acercarse a las mesas. Esto se ha reforzado, en otras oportunidades, con las ferias electorales.