Aunque participó contra una oposición dividida el oficialismo no pudo movilizar a toda su base, que está descontenta, explicó el director de Delphos

En las elecciones parlamentarias de este domingo 6 de diciembre no hubo ganadores, indicó el analista Félix Seijas, director de la encuestadora Delphos.

El PSUV pierde estos comicios, porque este resultado significa un retroceso importante en su votación, señaló. Tiene una base de 30%, pero la mitad está molesta y no participa.

El oficialismo no pudo “remolcar” a sus electores; esa población no atiende a los llamados, los mecanismos de control social no funcionan, resumió.

Este resultado es un jalón de orejas para el chavismo, sentenció en entrevista para Unión Radio.

No todo el que abstuvo está a favor de la oposición reunida en el G4, puntualizó Seijas. Un 30% sí lo respalda, y un 40% está dispuesto a respaldarlos si hay un cambio político.

La marca del chavismo queda golpeada después de este proceso, estimó, pues participó contra una oposición dividida y aún así no consiguió una votación importante. “Debe haber preocupación en sus filas” de enfrentarse a un nuevo evento electoral.

Sin embargo, es un hecho que se instalará una nueva AN en enero y que el oficialismo tendrá una hegemonía.

Sobre la consulta popular, enfatizó que está por verse la participación esta semana.