La vicepresidenta expresó que en el caso de que Juan Guaidó regrese al país, se verá sujeto a la legislación nacional

La vicepresidenta Ejecutiva de la República, Delcy Rodríguez, aseguró este sábado que Estados Unidos dirige una política de robo de activos de Venezuela.

“En efecto, hay una política de pillaje y de robo de activos en Venezuela, afectando intereses legítimos de nuestro país”, dijo Rodríguez en entrevista a RT.

Señaló que en el caso de Citgo, “ni siquiera nos permiten ejercer el derecho a la defensa”. A su juicio, “han roto con todas las reglas de las inversiones internacionales”. Con relación a las cuentas en Europa, indicó que iniciaron acciones jurídicas y judiciales para la defensa de nuestros intereses, al igual que en el caso del oro en el Banco de Inglaterra.

Destacó que la mudanza de la oficina de Pdvsa en Europa, de Lisboa a Moscú, tiene que ver con la expansión la cooperación energética que lleva adelante el gobierno con empresas rusas en materia de petróleo y de gas, y agregó que de la mano de Pdvsa Europa también se instalarán en Moscú otras filiales de la estatal petrolera.

Denunció que el 23 de febrero y días siguientes desde Colombia se generó violencia contra Venezuela, lo cual es violatorio a la carta de las Naciones Unidas y la legalidad internacional. “Yo creo que esos países deben pensarlo muy bien porque están en franca violación del Derecho Internacional Público y los principios elementales que inspiran las relaciones entre los Estados soberanos”, dijo.

Con respecto a la gira que realiza el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, por países de América Latina, la vicepresidenta señaló que está haciendo “el ridículo internacional”.

“Hay países cuyos gobiernos son satélites del mandato del gobierno de Estados Unidos de de Norteamérica, es el ridículo internacional lo que ha iniciado este señor”, expresó.

Expresó que en el caso de que Juan Guaidó regrese al país, como lo anunció durante su gira, se verá sujeto a la legislación nacional.


“Un venezolano que conspira con gobiernos extranjeros para derrocar a un gobierno constitucional (…)Todo esto está contemplado en nuestra legislación penal y está contemplado también en todo lo que tiene que ver con el marco jurídico de nuestras instituciones. Así que las instituciones venezolanas seguirán preservando el Estado de derecho en el país”, aseveró.

Reiteró que la ayuda humanitaria que la oposición intentó ingresar al país “es una gran farsa. La estafa del siglo, porque no busca ayuda”. A su juicio, “si ellos de verdad quisieran ayudar a Venezuela, no la bloquearían económica, comercial, financieramente. No perseguirían a Venezuela por el mundo entero, no perseguirían sus alimentos, sus medicamentos, para que estos puedan llegar a la población venezolana”.