La vicepresidenta de la ANC explicó que el instrumento jurídico “contiene una ruta para construir una cultura de paz y, además, involucra a todas las familias y al Estado venezolano para lograr la estabilidad política y social necesaria” 

La Defensoría Pública se comprometió este jueves 21 de marzo con la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) a centrar sus esfuerzos en hacer cumplir la Ley Constitucional contra el Odio para la Convivencia Pacífica y la Tolerancia, informó la Defensora Pública General de la República, Carmen Marisela Castro.

Castro firmó un documento contentivo desde donde se compromete a aplicar la normativa en rechaza al resurgimiento de la discriminación, odio y violencia en el territorio nacional contra ciudadanos identificados como simpatizantes de la Revolución Bolivariana.

Recalcó que el órgano judicial se suma al exhorto aprobado por la ANC “para demostrarle al mundo que a pesar del asedio nacional e internacional Venezuela quiere paz, igualdad y justicia social y, con esta herramienta, se llevará a cabo”. 

En el encuentro también estuvo presente la segunda vicepresidenta de la ANC, Gladys Requena, quien señaló a través de esta ley se encarga de recibir las denuncias de los mensajes de odio publicados en la red social Twitter acerca de las agresiones contra quienes piensen distinto y cualquier otra acción tipificada en la ley.

La funcionaria además indicó que “los defensores y defensoras públicas están disponibles para la difusión, divulgación y promoción y ejecución de esta ley institucional”.

Requena explicó que el objetivo del oficio contentivo “tiene la misión de aplicar eficazmente la Ley Constitucional contra el Odio para la Convivencia Pacífica y la Tolerancia”.

Resaltó que el instrumento jurídico “contiene una ruta para construir una cultura de paz y, además, involucra a todas las familias y al Estado venezolano para lograr la estabilidad política y social necesaria”. 

Gladys Requena informó que esta instrucción incluye -además del sistema nacional de justicia- a los prestadores de servicios de radio y televisión por suscripción; medios impresos públicos, comunitarios, privados y electrónicos; y a todas las personas que sean victimas de manifestaciones de odio e intolerancia.  

El pasado martes, la ANC exhortó a las autoridades del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y del Ministerio Público (MP) a hacer cumplir la Ley contra el Odio. Durante la sesión, la primera vicepresidenta del órgano, Tania Díaz, condenó la instigación al odio de sectores de la derecha contra las fuerzas revolucionarias.

“No creamos nosotros que esos mensajes donde nos amenazan, donde amenazan al chavismo, es una reacción fortuita. Es parte de la estrategia diseñada por los que quieren sembrar una guerra entre hermanos. Hemos visto esa manifestación de diciembre para acá, en la voz de sus propios autores”, expresó Díaz.