La petición de EEUU llega después de que el Gobierno de Nicolás Maduro, bloqueara el pasado sábado la entrada de ayuda humanitaria organizada por la oposición con el respaldo de Estados Unidos y otros países

El Consejo de Seguridad de la ONU celebrará este martes una reunión de urgencia sobre la crisis en Venezuela, solicitada este lunes por Estados Unidos.

Será una sesión a puerta abierta, que comenzará a las 15.00 hora local (20.00 GMT), según indicó la presidencia de turno del órgano, que este mes ocupa Guinea Ecuatorial.

El Consejo de Seguridad abordó la crisis venezolana por última vez el pasado 26 de enero, en una reunión en la que se vieron las caras el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, y el canciller venezolano, Jorge Arreaza.

En esta ocasión, la petición de EE.UU. llega después de que el Gobierno de Nicolás Maduro bloqueara el pasado sábado la entrada de ayuda humanitaria organizada por la oposición con el respaldo de Estados Unidos y otros países.

La situación fue analizada este lunes en Bogotá en una reunión del Grupo de Lima, en la que participaron entre otros el vicepresidente estadounidense, Mike Pence.

Según una fuente diplomática, no está claro aún quién representará a Estados Unidos en la sesión del Consejo de Seguridad.

Como parte de su ofensiva diplomática contra Maduro, Pompeo estuvo la pasada semana en Naciones Unidas para reunirse con su secretario general, Antonio Guterres.

En esta ocasión, sin embargo, el jefe de la diplomacia estadounidense se encuentra de viaje en Asia, donde participará junto al presidente Donald Trump en la cumbre con Corea del Norte organizada en Hanoi.

Arreaza, mientras tanto, se encontraba este lunes en Nueva York tras reunirse el viernes con Guterres y con varios países aliados en la ONU.

Según otra fuente, el canciller estaba evaluando este lunes la posibilidad de participar en la sesión de mañana, aunque originalmente este martes se le esperaba en Ginebra para intervenir en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

En Nueva York, la delegación estadounidense circuló hace semanas un borrador de resolución al resto de miembros del Consejo de Seguridad con la que busca dar respaldo a la Asamblea Nacional, como “la única institución elegida democráticamente en Venezuela”.

El texto, visto por Efe, abogaba por iniciar “inmediatamente” un “proceso político que lleve a unas elecciones presidenciales libres, justas y creíbles”.

La iniciativa se encontró rápidamente con la oposición de Rusia, que propuso su propia resolución alternativa, señalando que la situación en Venezuela es un asunto interno y criticando cualquier intento de intervenir.

Dado que tanto EE.UU. como Rusia son miembros permanentes del Consejo de Seguridad, ambos tienen capacidad para vetar la resolución de la otra parte y la cuestión no ha avanzado en los últimos días.