Como Zoraida Rodríguez y Rolando García fueron identificadas las personas que fallecieron este viernes tras un enfrentamiento con la Fuerzas Armadas de Venezuela

Dos pemones de la comunidad indígena Kumarakupay en el Santa Elena de Uairén fallecieron este viernes 22 de enero luego de protagonizar un enfrentamiento funcionarios de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana de Venezuela (Fanb) en el estado venezolano de Bolívar, fronterizo con Brasil.

La información la dio a conocer el diputado opositor Américo De Grazia, en su cuenta de la red social Twitter, quien señaló que “Rolando García, indígena pemón, es la segunda víctima fatal de la operación criminal del General José Montoya (GN, Guardia Nacional). Quien fallece, ingresó herido al Hospital de Pacaraima, en Brasil. Hay 3 heridos de bala, graves. Todas las víctimas son indígenas”.

Según los datos del diputado, hay al menos 14 heridos de bala, tres de ellos de gravedad.

De acuerdo con la información aportada por los diputados de Bolívar los indígenas pemones de la comunidad kumarakapay se enfrentaron a militares para impedir el bloqueo de la ayuda humanitaria que se acopia en el estado brasileño de Roraima y que el Gobierno de Nicolás Maduro se niega a aceptar.

De Grazia indicó que en horas de la mañana se presentó “un tiroteo” que dejó a unas 15 personas heridas, que “tres de ellas” habían sido trasladas hasta el hospital de Santa Elena de Uairén (en Bolívar) y “una fallecida indígena”.

Según el parlamentario, los enfrentamientos se registran desde el jueves, día en que Maduro ordenó el cierre de la frontera con Brasil.

El primer fallecido reportado fue una mujer identificada como Zoraida Rodríguez, mientras que los heridos son todos hombres.

Además, De Grazia aseguró que los indígenas mantienen retenido al general José Montoya, y alertó que el Gobierno del presidente de la República, Nicolás Maduro, pretende inculparlo de lo ocurrido con estos indígenas.

Otros parlamentarios, como Olivia Lozano, han informado que los indígenas de ese estado están protestando exigiendo a los militares el respeto a la Constitución y “que se pongan del lado de la ciudadanía”.

Las donaciones que vienen de Estados Unidos y otros naciones se encuentran en puntos de acopio en países vecinos de Venezuela como Colombia, Brasil y la isla de Curazao, pero Maduro ordenó el jueves el cierre de la frontera con Brasil y con las islas de los Países Bajos, incluyendo a Curazao, mientras analiza si hace lo mismo con el paso a Colombia.

Posteriormente, Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, quien el 23 de enero se proclamó presidente interino de Venezuela, ordenó la apertura de la frontera con Brasil y mantener las relaciones diplomáticas con las islas.

La ciudad colombiana de Cúcuta, el estado brasileño de Roraima, ambos limítrofes con Venezuela, y Curazao, un territorio autónomo de Países Bajos situado en el mar Caribe, son los tres puntos de recepción y almacenamiento de víveres y medicinas para los venezolanos.