Recordó que algunos de ellos se robaron un vehículo y estuvieron cerca de asesinar a una periodista chilena

El vicepresidente del Partido Socialista Unidos de Venezuela (Psuv), Diosdado Cabello, informó este lunes 18 de marzo que los militares y funcionarios venezolanos que desertaron y se encuentran en territorio colombiano no eran perseguidos.

“A los ex militares venezolanos nadie los estaba presionando para que se fueran”, y además, recordó que algunos de ellos se robaron un vehículo y estuvieron cerca de asesinar a una periodista chilena.

Cabello señaló que esos militares están exigiendo el cumplimiento de las promesas realizadas por la oposición como el pago de unos 350 mil pesos.

Destacó que estos se encuentran en Colombia en estatus de “refugiados”, es decir, tienen 90 días para demostrar que los estaban persiguiendo o serán deportados.

Asimismo, mencionó que el golpe que recibió el diputado de la Asamblea Nacional (AN), José Manuel Olivares, fue de uno de los guarimberos “exigiendo su paga”.

Señaló que “ellos (la oposición venezolana) son muy mentirosos e irresponsables. Ellos rebosaron el vaso”.

El también presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) rechazó los llamados que han hecho para agredir, quemar, linchar o asesinar a los chavistas.

“Rechazamos cualquier instigación al odio, cualquier uso del odio y la venganza. Es triste que ante la falta de argumentos políticos no les quede otra que liquidar al adversario”, dijo.