El protector del estado Táchira aseguró que “se prepara la incursión de grupos mercenarios a través de la frontera con Colombia para atacar objetivos civiles y militares en Venezuela para causar la desestabilización”

El dirigente del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) y protector del estado Táchira, Freddy Bernal, denunció que el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) financia grupos que buscan incursionar en Venezuela.

“Hay algo muy grave, que quienes están financiando a estos grupos es Acnur de Naciones Unidas”, dijo en entrevista a Telesur.

Señaló que la situación en la frontera está “absolutamente controlada” del lado venezolano. No obstante, denunció a la comunidad internacional que en los hoteles Bolívar, Caravana y Cavalier de Cúcuta permanecen aproximadamente 435 individuos, entre militares desertores y dados de baja.

Recordó que este organismo tiene como principal función la protección de los refugiados, por lo que consideró “muy grave” que financie grupos que “no tienen otra intención que la incursión en Venezuela”.

Agradeció y felicitó la posición de debate abierta de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), así como el desarrollo de la reunión de este viernes, pero consideró importante que el organismo o Acnur se pronuncie sobre si tienen relación con este grupo de personas que, según señaló, son coordinadas en el Norte de Santander por el general Cliber Alcalá Cordones.

Indicó que a este grupo de personas lo utilizarán para acciones de incursión sobre el territorio venezolano. “Yo quiero advertir y denunciar ante la comunidad internacional, ante la gente decente de Estados Unidos y ante la Unión Europea, que se prepara otra modalidad de guerra contra Venezuela que no es la modalidad de guerra abierta”, expresó.

Explicó que esta nueva modalidad pretende la incursión de paramilitares y mercenarios y “algunos traidores que han encontrado precio en Colombia”, con el fin de “causar el caos interno” ante incursiones en el país contra unidades militares y policiales, cetros de abastecimiento de alimentos y combustibles y cometer asesinatos selectivos de líderes políticos y militares.

Ante esto, reiteró que el Gobierno nacional tiene la obligación de mantenerse desplegados en la frontera para garantizar la seguridad del país.

“Se prepara la incursión de grupos mercenarios a través de la frontera con Colombia para atacar objetivos civiles y militares en Venezuela para causar la desestabilización y lograr un objetivo que ellos no tienen (…) un territorio”, reiteró.