Los nuevos representantes diplomáticos designados irían a Reino Unido e Irlanda, Hungría, Bulgaria, República Checa, Polonia y Finlandia

El jefe del Parlamento de Venezuela, Juan Guaidó, designó este martes 19 de marzo a seis nuevos embajadores para países europeos, durante la sesión de la Asamblea Nacional (AN).

Los embajadores son Vanessa Neumann como representante diplomático ante Reino Unido e Irlanda del Norte; Enrique Alvarado para Hungría; Estefania Meléndez en Bulgaria; Tamara Suju para República Checa; Ana Medina ante Polonia, mientras José Ignacio Guédez asume la representación diplomática ante Finlandia.

El nombramiento de los embajadores se realizó durante la sesión de la AN de este martes 19 de marzo.

Las designaciones que viene haciendo la AN, han causado “escozor” en las autoridades del Gobierno, entre otros en el canciller de la República, Jorge Arreaza, quien denunció que varias de sus “sedes diplomáticas en Estados Unidos están siendo ocupadas de manera forzosa por parte de personas que cuentan con el respaldo público del gobierno estadounidense y actúan como sus agentes”.

Durante la plenaria de la AN, también se ratificó a José Ignacio Hernández como el Procurador General de la República, quien había sido nombrado el 27 de febrero por el parlamento.

La diputada Dennis Fernández señaló que “actualmente tenemos una usurpación en el país, también en la Procuraduría General, ya que Reinaldo Muñoz ejerce ese cargo ilegítimamente; el funcionario no cumplió con requisitos constitucionales para tal cargo”.

Además, exhortó a autoridades internacionales a no aceptar la “representación del usurpador Reinaldo Muñoz o de cualquier abogado nombrado por él, representamos así los intereses de la Nación, pido aprobar por unanimidad el acuerdo respectivo”.

El pasado lunes 18 de marzo, Arreaza exigió a las autoridades estadounidenses cumplir con sus obligaciones de derecho y que “tomen las medidas necesarias para revertir de manera inmediata dicha ocupación forzosa de hecho, en cumplimento de lo previsto en (…) la Convención de Viena”.

Las sedes diplomáticas de Venezuela en Estados Unidos “sólo pueden ser utilizadas por los agentes diplomáticos oficiales que representan al gobierno democrático y constitucional del presidente Nicolás Maduro”, añade el texto.