El ministro de Relaciones Exteriores subrayó que, pese a las críticas internas, gobiernos de Europa continúan en la senda intervencionistas marcada por Estados Unidos.

El canciller de la República, Jorge Arreaza destacó que el Departamento Jurídico del Bundestag alemán criticó la injerencia del Gobierno de Alemania en los asuntos internos de Venezuela, y subrayó que pese a esto gobiernos de Europa continúan en la senda intervencionistas marcada por Estados Unidos.

“El Departamento Jurídico del Bundestag alemán calificó las acciones de su gobierno sobre asuntos internos de Venezuela como injerencia ilícita. Aún así, gobiernos europeos y Estados Unidos continúan interfiriendo descaradamente. El delito debería elevarse a injerencia ilícita-guerrerista”, señaló el representante diplomático a través de su cuenta en Twitter.

Anteriormente, el departamento alemán había señalado a través de un informe publicado en febrero de este año que el reconocimiento del presidente de la Asamblea Nacional (AN), Juan Guaidó, como presidente encargado de Venezuela debía ser entendida como una intervención ilegal, reseñó en febrero el medio alemán Deutsche Welle.

El informe titulado “sobre el reconocimiento de jefes de Estado extranjeros” también criticó las declaraciones de Donald Trump y sus asesores sobre la posibilidad de agredir militarmente a Venezuela pues refirió que atenta contra la Carta de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

“La violencia y la amenaza de violencia contra la integridad territorial o la independencia política de un Estado se descartan en la carta de la ONU como un medio de aplicación unilateral”, expresa el documento.