Una falla eléctrica detuvo, la noche del sábado, la mayor refinería de Venezuela, Amuay, con capacidad de 645.000 barriles por día (bpd), reportaron fuentes con conocimiento del incidente.

Amuay es la única refinería del Centro de Refinación de Paraguaná (CRP) que está produciendo gasolina, tras una parada de su vecina Cardón para reparar una falla de un reformador, que produce el combustible de alto octanaje.

En Amuay estarían afectadas “las plantas destiladoras y la catalítica que produce actualmente cerca del 80% de la gasolina para el país”, dijo una de las personas consultadas que habló en condición de anonimato.

La estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) no respondió de inmediato a un pedido de comentarios.

Una de las fuentes dijo este domingo que hubo una falla en la planta eléctrica que suministra energía a ambas refinerías, pero que afectó mayormente a Amuay. El servicio eléctrico fue restablecido, pero la falla de la planta no ha sido corregida.

Pdvsa estaría en proceso de restituir los servicios eléctricos de Amuay y reinicio de las operaciones, agregaron dos de las fuentes.

Las refinerías forman parte del CRP que viene operando muy por debajo de su capacidad instalada de 955.000 bpd de crudo.

Asimismo, usuarios de redes sociales informaron un apagón en las comunidades cercanas que dependen de la generación de las refinerías para obtener suministro eléctrico.