Los más afectados son los establecimientos que deben cumplir con la llamada “cadena de frío”, como es el caso de la venta de carne y charcuterías

Alrededor de un tercio de los comercios venezolanos no abrió sus puertas este martes luego del apagón masivo que se registró en la tarde del lunes y que se extendió en algunas regiones hasta después del mediodía, informaron a Efe representantes del gremio.

El presidente del gremio de comerciantes, Felipe Capozzolo, señaló que entre el 30% y el 40% de los comercios mantuvo sus puertas cerradas tras el prolongado corte de luz que se estima afectó a 16 de los 24 estados del país.

“Un día más en el que no se trabaja, vamos para atrás”, afirmó.

Capozzolo explicó que los más afectados son los establecimientos que deben cumplir con la llamada “cadena de frío”, como es el caso de la venta de carne y charcuterías.

“A estos comercios se les presenta el problema técnico por la falta de luz y además la pérdida de confianza del consumidor”, lamentó el portavoz.

De acuerdo con el reporte del gremio, el comercio se vio más afectado en los estados de Zulia y Táchira (fronterizos con Colombia); Carabobo (centro) y los del oeste Trujillo y Mérida.

Aunque el Gobierno anunció la suspensión de “las actividades laborales y educativas regulares” el martes, muchos comerciantes y empresas optaron por abrir.

Ricardo Cusanno, presidente de la principal patronal, indicó a Efe que a primeras horas de la tarde se mantenía “la inestabilidad en el servicio eléctrico”, sin dejar de recordar que los cortes de luz ya son parte de la cotidianidad en algunas regiones como Mérida y Zulia.

Venezuela sufrió el lunes su cuarto apagón masivo en lo que va de este 2019, y que dejó inicialmente sin luz a más de la mitad de las regiones que componen el país.