Según los reportes ofrecidos por la organización, “en 5 días, se registraron 41 fallecidos durante estas protestas, todas por heridas de armas de fuego. Más de 900 personas fueron detenidas de forma arbitraria y tan solo el 23 de enero se reportaron 770 detenciones sin órdenes judiciales”

Representantes de Amnistía Internacional (AI) ofrecieron un balance sobre las violaciones a los derechos humanos que se registraron en Venezuela desde el 21 hasta el 25 de enero del presente año, cuando se presentaron protestas en contra del Gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Según los reportes ofrecidos por la organización, “en 5 días, se registraron 41 fallecidos durante estas protestas, todas por heridas de armas de fuego. Más de 900 personas fueron detenidas de forma arbitraria y tan solo el 23 de enero se reportaron 770 detenciones sin órdenes judiciales”.

En este informe también documentaron 137 detenciones de niños, niñas y adolescentes, cifras avaladas por el Foro Penal Venezolano, perpetrados por la Fuerza de Acciones Especiales (Faes) y la Policía Nacional Bolivariana (PNB): “las fuerzas de seguridad al mando de Nicolás Maduro cometen ejecuciones extrajudiciales, que detienen arbitrariamente a jóvenes de sectores populares usando desproporcionalmente la fuerza letal para callar las voces”, señaló Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional. 

Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.  Foto: Rafael Briceño.

“Reconocemos que la emergencia humanitaria en Venezuela es parte de un conjunto de masivas violaciones a los derechos humanos que van desde  limitaciones a la libertad de expresión, políticas sistemática represivas en contra de la población civil y empleo excesivo de las fuerzas de seguridad al mando de Nicolás Maduro que cometen ejecuciones extrajudiciales, que detienen arbitrariamente a jóvenes de sectores populares  y que usa desproporcionalmente la fuerza letal para callar las voces”.

Con respecto al posible ingreso de la ayuda humanitaria solicitada por el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, Guevara enfatizó que Amnistía Internacional no está dentro de sus competencias: “Tampoco tenemos experticias en este aspecto. Por eso dejamos este tema a las organizaciones competentes que se han visto obligadas a responder con las necesidades básicas de la población y de forma muy creativas, muchas veces poniendo hasta en riesgos sus propias vidas, integridad y libertad”.

Guevara enfatizó que han realizado un llamado al gobierno y a sus fuerzas de seguridad para que acepten la cooperación internacional que pueden beneficiar a la población más vulnerable del país que atraviesa actualmente una crisis económica y social: “Hacemos un llamado a las autoridades lideradas por Nicolás Maduro para que garantice las vías, con el fin de que esta cooperación llegue a las personas más necesitadas que están enfrentando una situación de suma preocupación y mucho sufrimiento. Seguiremos monitoreando la ayuda humanitaria porque la cooperación es importante para aliviar estas graves violaciones de los derechos humanos”.

¨La justicia internacional es la única esperanza para la víctimas de la violaciones de los DD.HH en Venezuela¨, señaló Erika Guevara Rosas.

Los representantes de movimiento internacional reiteraron su compromiso con la defensa de los derechos humanos de los venezolanos y que haga justicias ante las violaciones de los mismos: “Amnistía Internacional busca mecanismos para garantizar la justicia y sobre todo el derecho a la verdad de las víctimas y la sociedad en general”.

Y continuaron: “Hemos hecho un llamado al consejo de derechos humanos de las Naciones Unidas para que garanticen la lucha contra la impunidad a través de la creación de los organismos de investigación independiente que pueda rendir cuentas  antes  gravísimas violaciones a los derechos humanos y que lleve a los perpetradores ante la justicia y puedan ser sancionados”.