Poder, intereses ocultos, rituales y conspiración … las sociedades secretas no son algo del pasado, en la actualidad muchas de estas sociedades religiosas o no religiosas han influenciado al mundo desde la creación de leyes y líderes mundiales

Según el portal elmundodelmisterio.com, para que una organización sea considerada como secreta se deben cumplir una serie de requisitos: que sus miembros estén obligados a guardar silencio sobre sus prácticas y ritos (en muchas ocasiones mediante la realización de un juramento), y que la sociedad se sirva de símbolos, insignias, emblemas o contraseñas para facilitar el reconocimiento entre sus asociados.

Aunque la existencia de algunas sociedades secretas sea de dominio público (como ocurre con la secta Rosacruz, los Illuminati y masones, por ejemplo), los adeptos no pueden conocer todos los entresijos de las órdenes hasta superar los distintos niveles que existen dentro de su organigrama. Son realmente muy pocos los que llegan a la cúspide de la organización y logran descubrir sus secretos y planes más ocultos.

Las sociedades secretas más poderosas han influido a lo largo de la historia hasta llegar, en muchos casos, hasta la actualidad.

Sociedades secretas más importantes

Rosacruces

AMORC Rosacruz España

Según la leyenda que rodea a esta sociedad secreta, su fundador fue Christian Rosenkreuz, un alemán que hizo una peregrinación a Oriente a finales del siglo XIV. Allí se inició en ritos antiguos que permitían contactar con el plano divino y transmitió estos conocimientos a sus discípulos tras su regreso a Europa.

La misión de los Hermanos de la Rosa-Cruz, como también se conoce a esta orden, es la búsqueda del conocimiento esotérico.

En el año 1614 se publicó en Alemania la obra Fama Fraternitatis Rosae Crucis, en la que se relataba el viaje iniciático que emprendió el fundador de la orden. Desde que apareció este manifiesto, una rosa roja sobre una cruz se convirtió en el emblema de la organización.

En la actualidad, sus miembros se dedican a estudiar las leyes metafísicas que gobiernan el universo. Algunos Rosacruces famosos son: Francis Bacon, Isaac Newton, Napoleón Bonaparte, Benjamin Franklin y Walt Disney.

Masones

No se sabe exactamente dónde y cuándo nació la masonería y existen varias hipótesis. Una de ellas afirma que fue en Egipto, entre los arquitectos que se encargaban de dirigir la construcción de las majestuosas pirámides.

Sin embargo, las pruebas de su existencia se remiten al siglo XIII. Fue entonces cuando unos albañiles (maçons en francés) crearon gremios para monopolizar el sector de la construcción.

Con el fin de guardar en secreto sus técnicas para construir las catedrales góticas, instauraron tres niveles diferentes en sus asociaciones secretas: aprendiz, compañero y maestro. Crearon una compleja simbología y diversos rituales.

En la actualidad, se estima que hay unos 3,6 millones de Masones alrededor del mundo. George Washington, Harry Houdini, Benjamin Franklin y Voltaire son algunos de los más conocidos.

Illuminati

La sociedad secreta de los Illuminati fue fundada en Baviera, Alemania, en 1776 por Adam Weishaupt, como producto de una ramificación de la masonería.

Los Illuminati se basaban en los ideales de la ilustración y consideraban que se encontraban en posición de la verdad, por eso rechazaban las enseñanzas tradicionales y cualquier tipo de religión.

En torno a ellos incluso han surgido teorías sobre conspiraciones secretas para crear un nuevo orden mundial, en el que un reducido número de Illuminati gobernaría todo el planeta. Según estas teorías, sus miembros son líderes políticos y altos cargos de algunas corporaciones multinacionales.

Se les ha atribuido acontecimientos históricos tan importantes como el asesinato de Kennedy, la derrota de Napoleón y, más recientemente, el triunfo de Barack Obama.

Grupo Bilderberg

El Club o Grupo Bilderberg es el nombre otorgado a un grupo de unas 130 personas, de las influyentes del mundo, pertenecientes a la política, banca, realeza, aristocracia, inteligencia, sector militar o a grandes multinacionales, que se reúnen cada año por invitación entre enormes medidas de seguridad. Esta Sociedad se diferencia a los demás en que no posee miembros oficiales. La estructura de las reuniones es la de conferencia, y aunque su agenda es secreta, nadie duda que en ellas se diseñan los hilos que trataran de manejar el mundo en las próximas fechas.

La asistencia a la reunión conlleva un pacto de silencio y muy poco trasciende, pero como hecho curioso, pocos años antes de comenzar la crisis, se les encomendó un ejercicio, donde se explicaba con exactitud el escenario que posteriormente sucedió, y consistente en cómo sacar un mayor rendimiento económico y social de este hecho. Mucha gente les achaca que la crisis económica mundial actual, nació diseñada o al menos consentida, en estas reuniones.

Caballeros Templarios

Un noble francés llamado Hugues de Payens fundó la orden militar de los Caballeros Templarios (los monjes guerreros) en el año 1118, con el objetivo de proteger a los peregrinos que cruzaban la Tierra Santa para visitar Jerusalén. En un principio solo eran nueve, pero muy pronto fueron aumentando en número.

En 1128, tras la Primera Cruzada, la orden había acumulado mucha riqueza y poder. Fue entonces cuando los Caballeros del Temple entraron en el negocio de la banca, estableciendo sedes en todo el continente europeo. Los servicios financieros que los Templarios ofrecían incluían préstamos, planes de pensiones, transferencias monetarias y cheques de viajes.

Fueron tan poderosos durante casi dos siglos que diversos estados se convirtieron en sus deudores. Unas 15.000 propiedades pertenecían a esta orden a principios del siglo XIV. No obstante, Felipe IV, el rey de Francia, ordenó encarcelar a los Caballeros Templarios en 1307.

Fueron torturados y obligados a confesar delitos capitales y de herejía, por lo que el Papa ordenó que se les despojara de todos sus poderes y propiedades. Tras la ejecución de muchos de los Templarios, la orden pasó a la clandestinidad.

Opus Dei

La Prelatura Personal de la Santa Cruz y Opus Dei (más conocida como Opus Dei) fue fundada por el sacerdote español Josemaría Escrivá de Balaguer en el año 1928, quien fue canonizado por Juan Pablo II. La traducción de Opus Dei significa «obra de Dios».

Se trata de una orden católica que cuenta con centros de enseñanza en diversos países alrededor del mundo. Entre sus miembros hay unos 80.000 clérigos y también personas laicas. El deseo de su fundador era que hombres y mujeres de todas las condiciones y razas pudieran trabajar por amor a los demás y encontrar a Dios.

Su principal actividad es ofrecer formación a sus miembros y a todos aquellos que deseen recibirla. Según la última evaluación realizada en el 2005, el patrimonio del Opus Dei superaba los 2.800 millones de dólares.

Ku Klux Klan

El Ku Klux Klan fue fundado en 1866 por seis veteranos del ejército confederado, poco después de la Guerra Civil de Estados Unidos. Uno de ellos era el oficial Nathan Bedford Forrest, declarado abiertamente anticatólico, xenófobo y antiafricano.

Aunque en un principio se concibió como una suerte de club social en el que los jóvenes podían encontrar entretenimiento cubriéndose con máscaras y sábanas y simulando ser fantasmas, muy pronto se extendió por varios estados del sur y desencadenó un reino del terror.

Su misión principal era promover la supremacía de la raza blanca, así como el anticatolicismo y la homofobia. Con el fin de oprimir y aterrorizar a sus víctimas quemaban cruces y vestían con ropajes blancos muy similares a los utilizados por los penitentes católicos.

El presidente republicado Ulysses S. Grant disolvió la orden en 1870, pero renació durante la época de la Prohibición y después de la Segunda Guerra Mundial. El KKK sigue existiendo en la actualidad y se considera como una de las sectas más famosas.