El gigante de la línea deportiva, Nike, detuvo el lanzamiento de su nuevo modelo del clásico “Air Force 1”, originalmente reservado para una ocasión especial  y ya no podrán venderlos

El fabricante de ropa deportiva estadounidense Nike debió cancelar la comercialización de una nueva versión de su modelo clásico de zapatillas Air Force 1 (Fuerza Aérea 1).

Se trata de una edición limitada descrita como un homenaje a la isla de Borinquen y que sería lanzada el 9 de junio de 2019 para coincidir con el desfile por el día de Puerto Rico .



El modelo ya no saldrá a la venta

“Nos disculpamos por la imprecisa representación del origen del diseño del Nike Air Force 1 ‘Puerto Rico’ 2019En consecuencia, este producto ya no estará disponible“, señaló la compañía a través de un comunicado.

“Piratería”

El lanzamiento fue objetado por la comunidad indígena Guna o Dule (Conocidos hasta 2011 como Kuna o Cuna), originaria de Panamá y Colombia, que denunció que el modelo que muestran los zapatos usaba el patrón tradicional conocido como “mola”, propio de sus tradiciones.

Este pueblo aborigen ( Guna o Dule) vive principalmente en unas islas del Caribe que forman la región autónoma de Guna Yala, en la costa caribeña que comparten Panamá y Colombia.

Reseña la cadena de noticias BBC que, La etnia acusó a la empresa de estar pirateando un modelo tradicional protegido.

Patrón mola tradicional que se caracteriza por sus diseños coloridos con formas arremolinadas y dibujos geométricos o figurativos que representan la cosmovisión de los Guna.

Aresio Valiente, abogado que representa a la comunidad, indicó el martes 21 de mayo, durante una conferencia de prensa, que no basta con el retiro del modelo y que buscan obtener una compensación.

Valiente, según la BBC, informó que “Ya hubo un daño porque se utilizó nuestro diseño, que es parte de la espiritualidad del pueblo Guna. Por lo tanto, tiene que indemnizar la empresa (Nike) porque fue una copia ilegal de nuestros diseños“.

Por otra parte, Belisario López, líder tradicional de la comunidad afectada, indicó que no se oponen a la comercialización del mola pero que les molesta que esto se hiciera sin haberles consultado antes.

“Ellos deben reconocer que el mola que aparece en los zapatos Nike pertenece al pueblo Guna”, apuntó.

La compañía también fue objeto de críticas en redes sociales, señalando que se trataba de un error “enorme” del departamento de investigación de Nike.