Paleontólogos chinos encontraron una nueva especie de dinosaurio perteneciente de la familia Scansoriopterygidae la más pequeña de los carnívoros, tenía alas de murciélago pesaba 200 gramos y no alcanzaba 16 centímetros

La revista Nature dio a conocer una nueva especie de dinosaurio descubierta en China, paleontólogos de esa nación asiática encontraron fósiles de una nueva especie de dinosaurios en Liaoning, la región noroeste del país. El estudio, que se publicó en la revista, afirma que esta criatura pequeña tenía alas membranosas como las de los murciélagos actuales.

Esta nueva especie encontrada en China pertenece a la familia de dinosaurios Scansoriopterygidae, un grupo dentro de los dinosaurios carnívoros.

La característica principal de ese linaje es su tamaño minúsculo. Esta especie se encuentra en el grupo de los más pequeño de la familia Scansoriopteryx heilmanni. Según los especialistas tuvo sólo 200 gramos y no medía más de 16 centímetros.

Otro hallazgo

En 2015, otro grupo de investigadores en China encontró a un miembro de la misma familia y lo llamaron Yi qi -“alas extrañas” en chino-. Aseguraron que podía subir a los árboles, pero también probablemente planeara, usando sus alas membranosas sostenidas por un estiliforme (una columna diminuta).

Min Wang, del Instituto de Paleontología y Paleoantropología de Vertebrados de la Academia China, y sus colegas, demostraron que Yi qi no fue el único dinosaurio con alas de murcielago. La nueva especie, de hace 163 millones de años, bautizada Ambopteryx longibrachium, fue de 32 centímetros de largo y pesó 300 gramos, además tuvo huesos más anchos que Yi qi en sus patas delanteras.

Según Min Wang, ese dinosaurio arbóreo era omnívoro. Seguramente podía planear, pero es improbable que aleteara. Los científicos creen que sus alas evolucionaron cerca de la división entre los Scansoriopterygidae y los linajes de aves. Esas alas membranosas posiblemente fueron un breve experimento antes de tener alas plumadas. 

La genética de una nueva especie Ambopteryx longibrachium / Gráfico: Wang et al. Nature, 2019