En los últimos años, afortunadamente, muchas personas han comenzado a adaptar sus hábitos de consumo a formas alternativas más respetuosas para el medio ambiente, desde el reciclaje a la reducción de los productos plásticos y al consumo de productos de comercio justo y próximo

El sexo ecológico es una forma de tener relaciones sexuales evitando daños en el medio ambiente. Esta práctica no afecta la vida sexual y es muy común en muchos países / Foto: @cecile_hoodie

Desde hace unos años, la preocupación por el daño que la sociedad consumista hace al planeta ha comenzado a despertar miles de consciencias. Movimientos ecologistas, veganos, de comercio justo, de sustentabilidad, entre otros, van popularizándose cada vez más. Hay los que se unen para estar a la moda y también hay los que lo hacen porque sienten un verdadero compromiso con el mundo.

Pero es que además, ahora esto también se está dando en la industria del sexo.

Las personas que practican con regularidad el sexo ecológico son llamadas: ecosexuales / Foto: @cecile_hoodie

Desde el primer vibrador biodegradable a condones éticos y veganos y lubricante orgánico, existen todo tipo de productos ecológicos compatibles con una vida sexual placentera.

La bloguera ambientalista y defensora del “residuo cero” Lauren Singer, es una firme defensora del sexo ‘eco-friendly’, y hace poco lanzó al mercado el Gaia Eco, el primer vibrador 100% biodegradable del mercado y elaborado mediante bio-plásticos reciclados por @blush_novelties,

En el mercado hay una gran cantidad de preservativos biodegradables. Estos se descomponen fácilmente y así reduces el uso de materiales dañinos para el ambiente / Foto: @cecile_hoodie

Por lo visto, el producto ha tenido muchísimo éxito, agotándose rápidamente. También existen empresas como Sustain Natural o Einhorn, que desarrollan condones éticos y veganos elaborados mediante materiales sostenibles y de plantaciones de comercio justo y sin usar caseína (derivada de la los lácteos animales).

Estos productos totalmente ecológicos, promueven el hábito de deshacerse de los preservativos usados en puntos limpios, ya que no hacerlo de forma correcta puede ser muy perjudicial para el planeta, ya que pueden acabar en el océano.

Este nuevo mercado ya se puede encontrar muchos lubricantes orgánicos y ecológicos, están hechos a base de agua y geles naturales, una opción recomendable. Existe otras alternativas que aconsejan los ambientalistas son el uso de dildos y juguetes sexuales de silicona, ya que duran mucho más y así evitamos tener que renovarlos con frecuencia, así como los de materiales ecológicos.

Con todas las nuevas campañas de salvar al mundo, ya no hay excusas para dejar de usar los productos convencionales y comenzar a tener relaciones sexuales de forma más sostenible.