Las mujeres siguen sufriendo desigualdad con respecto a los hombres y, globalmente, sólo se les reconocen tres cuartas partes de los derechos de los que gozan ellos, indicó un estudio del Banco Mundial publicado

El índice del estudio titulado Mujer, Empresa y el Derecho 2019: Una Década de Reformas, es el resultado de la recopilación de datos recogidos en 187 países en la última década para medir la igualdad de derechos entre hombres y mujeres.

En los últimos 10 años se han logrado avances considerables en las áreas medidas por el índice -sobre desigualdad. Durante ese período, el promedio global aumentó de 70 a 75″ -siendo 100 la mejor puntuación-, destacó el Banco en un comunicado.

Según el estudio, el desempeño de América Latina mejoró reduciendo el nivel de desigualdad de 75,40 a 79,09 en la última década, situándose en el segundo mejor lugar de las economías emergentes.

El Banco Mundial destacó varias reformas en la región que apuntan a extender la baja por maternidad y las reformas legales en Bolivia para dar igualdad de oportunidades y combatir el acoso sexual en el trabajo. 

La entidad también celebró la prohibición de despedir a mujeres embarazadas en México.

Entre los buenos ejemplos, el Banco Mundial citó a Bélgica, Alemania, Francia, Letonia y Suecia, países a los que calificó con la nota máxima de 100. 

Poner fin a todas las formas de discriminación contra las mujeres y niñas no es solo un derecho humano básico, sino que además es crucial para acelerar el desarrollo sostenible

Hace 10 años, ningún país tenía este nivel de igualdad

“Si las mujeres tuvieran las mismas oportunidades para alcanzar su potencial pleno, entonces el mundo no sólo sería más justo, sería también más próspero”, dijo la presidenta interina del Banco Mundial, Kristalina Georgieva. 

El Banco destacó que 35 países implementaron protecciones legales contra el acoso sexual en el trabajo, garantizando los derechos de casi 2000 millones de mujeres más que hace una década. 

Desde 2000, la igualdad de género es un aspecto primordial de la labor del PNUD, sus aliados de la ONU y el resto de la comunidad global, y se han registrado algunos avances extraordinarios

“El cambio está ocurriendo, pero no lo suficientemente rápido, y a 2.700 millones de mujeres se les sigue limitando legalmente el acceso a los mismos empleos que los hombres”, Georgieva. 

Con información de AFP