Los migrantes fueron llevados a oficinas de la autoridad migratoria para continuar con las investigaciones de ley y brindarles atención médica y ayuda humanitaria

Un total de 225 migrantes que permanecían ocultos en una bodega ubicada en el municipio de Jilotepec, en el central Estado de México, fueron hallados la medianoche del sábado.

El Instituto Nacional de Migración (INM) indicó en un comunicado, que se trata de 194 personas de Guatemala, 14 de Honduras, nueve de Nicaragua, cinco de Cuba, y tres de El Salvador.

Añadió que en lugar se encontraban menores de edad pero no precisó el número, ni la nacionalidad.

En el reporte se explicó que al atender un llamado, agentes de la policía estatal y municipal ubicaron en el citado lugar a las personas adultas extranjeras con mochilas y cobijas, y también a menores de edad, quienes permanecían hacinados a la espera de ser trasladados por los denominados “polleros” (traficantes de personas) hacia la frontera norte de México.