La eventual solicitud de extensión podría “solicitarse sólo una vez” y “debería ser proporcional al objetivo de la ampliación y su finalidad tiene que ser clara”

La Unión Europea (UE) urge a Londres a realizar una “elección” clara sobre qué quiere en el Brexit, antes de considerar una eventual extensión de la fecha de su retiro del bloque.

Para los europeos, a quienes corresponde validar una eventual solicitud del gobierno británico, todo dependerá de los motivos, si bien algunos escenarios empiezan a vislumbrarse.

“Hoy estamos en manos del sistema político británico”, aseguró el vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans, ante la Eurocámara en Estrasburgo, para quien “la solución debe venir de Londres”.

El Parlamento británico rechazó el martes por segunda vez el acuerdo de la salida de Reino Unido negociado durante casi dos años con Bruselas, aumentando los temores de un divorcio abrupto cuando se acerca el día de la retirada, el 29 de marzo.

Tras ese nuevo revés para la primera ministra británica, Theresa May, los diputados rechazaron el miércoles (en un voto muy ajustado, 312 a 308) el escenario de un divorcio sin acuerdo y ahora deben votar el jueves sobre una eventual postergación del Brexit.

La eventual solicitud de extensión podría “solicitarse sólo una vez” y “debería ser proporcional al objetivo de la ampliación y su finalidad tiene que ser clara”, advirtió un alto funcionario europeo.

Los todavía 27 socios europeos de Reino Unido deberían decidir por unanimidad una eventual solicitud de extensión, probablemente durante la próxima cumbre del 21 y 22 de marzo en Bruselas, de producirse la petición.