Rusia está tomando todas las medidas necesarias para proteger sus inversiones en Venezuela, aseguró la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova

Según la diplomática rusa, se hace todo lo necesario para “preservar la institucionalidad de Venezuela y evitar que estalle allí una guerra civil de gran envergadura”.

Zajárova explicó que se están llevando a cabo mecanismos para “mantener la institucionalidad de Venezuela y evitar que estalle allí una guerra civil de gran envergadura”.

Agregó que Moscú está trabajando también en “preservar las instituciones del poder y la autoridad estatal que se ajusta a la Constitución”.

Para lograr este objetivo -explicó la portavoz de la Cancillería rusa- Moscú toma pasos políticos, se trata de la interacción con sus colegas y socios, y envío de ayuda humanitaria.

La crisis política se agravó en Venezuela el 23 de enero después de que el opositor del partido Voluntad Popular, Juan Guaidó, se autoproclamara “presidente encargado” del país en una manifestación.

El líder estadounidense, Donald Trump, le expresó de inmediato su reconocimiento erigiéndose en su valedor.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, quien asumió su segundo mandato el 10 de enero, catalogó la autoproclamación de Guaidó como un intento de golpe de Estado y responsabilizó a Washington de haberlo orquestado.

Maduro ha calificado al opositor Guaidó como “un títere de Estados Unidos”.