Netanyahu será acusado de recibir sobornos y de violación de confianza, aseguró el fiscal general Avichai Mandelblit

El fiscal general de Israel declaró que pretende acusar formalmente al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, de cargos de corrupción en tres diferentes casos criminales, luego de la comparecencia final.

Netanyahu será acusado de recibir sobornos y de violación de confianza, dijo el fiscal general Avichai Mandelblit en un comunicado enviado a los abogados de Netanyahu.

Según el funcionario, el primer ministro presuntamente aceptó sobornos de Shaul Elovitch, un exdueño de Bezeq, la mayor compañía de telecomunicaciones de Israel, a cambio de beneficios financieros y legales para Bezeq.

De acuerdo con los acusaciones, Netanyahu acudió al ministro de Comunicaciones en su calidad de primer ministro e intervino con los reguladores para ayudar a Bezeq.

Se presume que Netanyahu y su familia recibieron costosos cigarros, champaña y joyería por cerca de un millón de nuevos séqueles (unos 276.000 dólares) de Arnon Milchan, un empresario israelí y magnate de Hollywood, entre 2007 y 2016.

En otra acusación, la policía israelí informó que Netanyahu y Arnon Mozes, editor de Yedioth Ahronoth, uno de los mayores diarios de Israel, conversaron sobre un “acuerdo de intercambio” para que Netanyahu recibiera cobertura favorable en este diario.

El fiscal general dijo que Netanyahu será llamado a comparecer antes de tomar una decisión final sobre la acusación. Aún no se fija la fecha de comparecencia. La decisión concluyó después de más de dos años de intensas investigaciones y deliberaciones.